La PGR cumple sentencia del caso Vélez Mendoza

La Procuraduría General de la República (PGR) pagó una indemnización de más de 9 millones de pesos por daño moral a la familia de Guillermo Vélez Mendoza, quien fuera detenido y asesinado bajo torturas en 2002.

Se le acusó entonces de ser secuestrador, imputación que no fue acreditada.

Guillermo Vélez Pelayo, padre del occiso, y su abogado José Antonio Ortega Sánchez hicieron pública ayer una carta de agradecimiento al Procurador Jesús Murillo Karam por haber cumplido con la sentencia del Juzgado Tercero de Distrito en Materia Civil del DF.

"Señor Procurador, reconocemos que usted ha tenido el valor civil de admitir públicamente los excesos y errores en que incurrieron algunos funcionarios de la PGR en administraciones pasadas y que esta decisión que usted tomó de pagar la indemnización correspondiente a la familia Vélez Mendoza confirma su compromiso de cumplir estrictamente con lo ordenado por el Poder Judicial de la Federación", señala la misiva.

Recuerda que Vélez fue detenido mediante mentiras, torturado y asesinado por elementos de la desaparecida Agencia Federal de Investigación (AFI), durante la administración del Procurador Rafael Macedo.

"(Fue) desprestigiado públicamente, haciéndolo aparecer ante diversos medios de comunicación como el jefe de la banda de secuestradores de Los Ántrax", señala el texto.

En junio de 2004, la familia de Vélez presentó una demanda de daño moral por 48 millones de pesos contra los ex subprocuradores Gilberto Higuera Bernal y Carlos Vega Memije, así como contra el ex comandante Hugo Armando Muro Arellano.

También fueron demandados los agentes Norberto Amezcua, Sergio Martínez, Luis Manuel Villalobos y Alfredo Cruz, y la ex directora de Comunicación Social de la PGR, Manuela de la Rosa Aguilar.

En el 2006, el juzgado federal en materia civil halló responsable de daño moral a la PGR y absolvió a los funcionarios, en un fallo donde le impuso a la institución un pago de 11 millones 968 mil 500 pesos. El mes pasado los familiares se había quejado del incumplimiento de la indemnización.

Ortega indicó que la PGR garantizó poco más de 9 millones de pesos, debido a que en 2008 falleció la madre de Vélez Mendoza y hasta el momento no existe una sucesión, por lo que no hay un albacea o herederos legales para pagarles su parte de la indemnización.

Vélez Mendoza fue detenido el 29 de marzo de 2002 en un operativo de la AFI a cargo del comandante Muro Arellano y murió asfixiado por agentes federales que le aplicaron una "llave china" para someterlo.