Las extorsiones se apoderan de Chilpancingo

Una ola de extorsiones y secuestros por parte del crimen organizado azota a comerciantes y profesionistas en Chilpancingo, Guerrero.

Así lo denunciaron, en conferencia de prensa, representantes de 30 organizaciones civiles, colegios de profesionistas, uniones de trabajadores y cámaras de comercio guerrerenses, unidas en el Consejo Ciudadano para la Seguridad y el Desarrollo del Estado de Guerrero, así como el Consejo Ciudadano para la Seguridad Pública y la Justicia Penal.

"La mayoría de los sectores como ferreterías, casas de materiales, constructoras, tablajeros, pollerías, abarroteros, hoteleros y muchos más están obligados a entregar cierta cuota periódicamente (...) para el cobro de piso, los grupos criminales acuden personalmente a los negocios, sabiendo que cuentan con la protección policiaca", acusaron en un comunicado conjunto.

Ángel González, representante de la Cámara Mexicana de la Industria de la Construcción Delegación Guerrero, que agrupa a 300 empresas, aseguró que las constructoras deben pagar un cuota de hasta el 15 por ciento del valor del contrato ganado mediante licitación, y que los contratistas son obligados, por los grupos criminales, a firmar contratos colectivos.

En tanto, Apolinar Segueda, representante de la Unión de Transportistas Democráticos, la cual reúne a 3 mil agremiados, afirmó que hay más de 200 taxis ilegales pertenecientes a grupos del narcotráfico, los cuales sirven para el halconeo, el tráfico de drogas y el secuestro.

"En Chilpancingo circulan 200 taxis pintados con los colores de sitio, numerados y con placas particulares o sin ellas, que están impuestos por la delincuencia organizada, a quien le generan utilidades e información", dijo.

Según testimonios recabados entre las organizaciones, y dados a conocer ante los medios, en los últimos ocho días han sido secuestrados 14 empresarios y hay 15 familias desplazadas fuera de Chilpancingo.

"En el último año, decenas de personas han sido víctimas de secuestro, y los criminales han obtenido rescates que van de los 50 mil al millón de pesos o más, en algunos casos. Las víctimas no han sido sólo empresarios y sus familiares, sino maestros, doctores y otros profesionistas", reveló el Consejo.

Entre las organizaciones criminales señaladas están Los Rojos, La Familia Michoacana, Los Zetas y Los Caballeros Templarios.

Debido a la ola de violencia contra la ciudadanía, el Consejo lanzó un llamado al Presidente Enrique Peña Nieto para erradicar a los grupos criminales que operan en Guerrero; rotar a los mandos militares y representaciones federales encargados de la seguridad, y para investigar a los servidores públicos que pudieran estar coludidos en la corrupción.

En la conferencia de prensa estuvieron presentes representantes de Coparmex Chilpancingo, Empresarios Unidos de Guerrero, Colegio Guerrerense de Arquitectos, Maquiladores de Uniformes Trabajando Unidos por Guerrero, y la Coalición de Comerciantes y Prestadores de Servicios.

Además, asistieron representantes de la Cruz Roja Mexicana de Chilpancingo, la Cámara Nacional de Comercio de la entidad, la Federación de Restauranteros Zona Centro, y la Asociación de Hoteles y Moteles de Chilpancingo, entre otros.