No aprueban y siguen laborando

José Antonio Ortega, presidente del Consejo Ciudadano para la Seguridad Pública y la Justicia Penal, cuestionó el hecho de que policías que no aprueban los exámenes de control de confianza sigan laborando.

"Parece una burla, primero hablan de la depuración, de los exámenes de confianza, de que esos exámenes obligan a los policías a someterse y cuando se someten no actúan en consecuencia.

"Es decir, los que pasaron que sigan en su trabajo y a lo mejor ser promovidos a algún puesto superior o que tengan la posibilidad de tener acceso a mayores prestaciones porque no solamente están cumpliendo sino además rinden el estándar nacional que se ha fijado para ser policía", dijo Ortega.

"Pero los que no cumplen, los que no pasaron los exámenes no hay ninguna consecuencia, entonces no tiene ningún sentido hacer los exámenes, no tiene sentido que se diga que se van a aplicar los exámenes porque no hay consecuencias jurídicas respecto a las personas que hicieron el examen y no pasaron".

"De acuerdo con la Ley del Sistema Nacional de Seguridad Pública debieran ser dados de baja de inmediato si no pasaron y los estados que no cumplan esa norma les pueden detener los recursos para algunos otros programas porque no están cumpliendo con las Leyes de Seguridad Pública, parecería que lo están tomando a juego", opinó el especialista en temas de seguridad y justicia.

-¿Confía en que para octubre los policías estén certificados?

"Por supuesto que no, por supuesto que no van a terminar en octubre y que va a ser otro pretexto para ganar tiempo y para seguirnos dando atole con el dedo, el problema que tenemos en el país sigue siendo gravísimo y las normas que ellos se han fijado para resolver el problema ni siquiera las cumplen como es la evaluación y el resultado de la evaluación, que los que no cumplan se vayan para afuera".