¿Cuál es la verdadera cifra de ejecutados en México?

Una de las cifras que más ha impactado a los mexicanos en el sexenio y que incluso ha dado la vuelta al mundo es la de los ejecutados. No obstante, desde octubre del año pasado, la Administración federal ha guardado celosamente esa información.

El ocultamiento de datos ocurre pese al compromiso de la misma Administración de darlos a conocer de manera periódica.

La falta de actualización en las cifras de la guerra contra el crimen organizado también ha persistido a pesar de que el IFAI ha ordenado a la PGR entregar la información a los ciudadanos que la han solicitado.

El pasado 11 de enero fue la última vez que las autoridades dieron a conocer cifras sobre el comportamiento que ha tenido esta información; sin embargo, el periodo comprendido en el reporte va del 1 de enero de 2011 al 30 de septiembre del mismo año.

Estos datos, que fueron difundidos por la PGR, son complementarios de la llamada Base de Datos de Fallecimientos Ocurridos por Presunta Rivalidad Delincuencial, que está disponible en la página de internet de la Presidencia de la República y que contiene los homicidios ocurridos entre el 1 de diciembre de 2006 y el 31 de diciembre de 2010, última fecha de actualización.

Conocer el número de asesinatos vinculados al crimen organizado ha sido una demanda constante de distintos ciudadanos que han solicitado la información a diferentes dependencias de Gobierno.

El caso más reciente es el de un peticionario que solicitó a la Procuraduría que le informara sobre ese tipo de homicidios ocurridos en Morelos entre octubre de 2011 y marzo de este año, lo cual la dependencia se negó a procesar argumentando que la única información que tenía era la comprendida entre enero y septiembre del año pasado.

Al resolver el recurso de impugnación, el pleno del IFAI ordenó a la PGR abrir los datos.

Durante los primeros cuatro años del sexenio, las autoridades federales se habían negado a informar sobre el número de homicidios vinculados al crimen organizado y no fue sino hasta el 4 de agosto de 2010 cuando, en voz de Guillermo Valdés, entonces director del Cisen, se informó que hasta esa fecha los muertos sumaban 28 mil.

El 12 de enero de 2011, durante una sesión de los Diálogos por la Seguridad, el entonces vocero del Ejecutivo y hoy titularo de Gobernación, Alejandro Poiré, dio a conocer la Base de Datos de Fallecimientos Ocurridos por Presunta Rivalidad Delincuencial.

Presumió entonces que eso era un ejercicio de transparencia inédito, ya que se ponía a disposición de los ciudadanos información para analizar de manera estadística el fenómeno de la violencia.