¿Quiénes son los verdaderos responsables de la violencia en México?

Los asesinos, los secuestradores, los extorsionadores y NO el Gobierno Federal o el presidente Calderón, a quienes algunos de mala fe tratan de responsabilizar con esa campaña de “Basta de Violencia” , como queriendo orientar las acciones de la autoridad para que ya no detengan ni a los homicidas, ni a los secuestradores, ni a los extorsionadores y, para que el gobierno federal, el Ejército y la Policía Federal dejen de atacar a los "pobres" narcos, a los "pobres" secuestradores y a los "pobres" extorsionadores, porque esa violencia del gobierno federal es la que está provocando más violencia, es un discurso mentiroso, es un discurso falso y es una campaña ya orientada hacia el 2012, tratando de descalificar la voluntad del presidente Calderón de combatir al crimen organizado y de liberarnos a los mexicanos de los homicidios, de los secuestros y de las extorsiones.

Si bien es cierto, no ha sido del todo satisfactoria esta lucha del presidente Calderón en contra de los criminales, ya que se han incrementado los homicidios, los secuestros y las extorsiones, pero ellos no son los responsables directos de esos homicidios, los responsables son los homicidas, los responsables son esas organizaciones criminales que en la disputa y pleito de las plazas es que están generando esa violencia.

¡Que no te confundan!, ya somos mayorcitos y ya estamos hartos de esos señores que tratan de confundirnos con esas campañitas.

Lo que los mexicanos queremos es que la autoridad recupere su monopolio de la fuerza pública, su monopolio de cobrar impuestos y su capacidad de castigar a los violentos, para terminar con la impunidad.

Disparo

Respecto del comunicado de los secuestradores de Diego Fernández de Cevallos manifiesto que ellos no tienen el valor de dar la cara, que se esconden en el anonimato y yo no hablo con fantasmas.

Que al momento que los detenga la policía y los condene un juez, voy a demostrar que son los mismos que secuestraron a Eduardo García Valseca.