La inseguridad no es provocada por la pobreza

"La violencia que viven algunas zonas del país no es originada por factores socioeconómicos, sino por la falta de aplicación de la ley y la impunidad" , así lo dijo José Antonio Ortega Sánchez, consejero de la Comisión de Derechos Humanos del Estado de México (COHDEM).

Durante la presentación de su libro "¿Pobreza = Delito?, Los factores socioeconómicos del crimen y el derecho humano a la seguridad pública”, el funcionario señaló que para que los delincuentes inhiban su actuar contra la sociedad, deben tener la certeza que cuando sean detenidos por las autoridades se va a aplicar la ley con determinación, y no importa cual sea la sentencia, lo sobresaliente es que el responsable de una conducta ilícita sepa que se la va a castigar con cárcel, de lo contrario seguirá afectando a la ciudadanía con su actuación".

Esta publicación es producto del estudio del caso de Ciudad Juárez, que ha sido catalogado como una de las ciudades más peligrosas del mundo. Al respecto, Ortega Sánchez señaló que en dicha ciudad se puso en marcha un programa federal para contrarrestar este mal, el cual se diseñó creyendo que la pobreza era la causa de la violencia y la realidad muestra cosas distintas.

“La idea es abrir el debate, estudiar el asunto con datos duros para ver sí existe correlación entre pobreza, violencia y el delito, pero ahora se sabe que son otros factores los que causan la violencia en Ciudad Juárez,  la falta de aplicación de la ley e impunidad que ha habido en los últimos años”, dijo.

Ortega apuntó que "la pobreza, la marginación, el desempleo o las diferencias en los ingresos de las personas no son la causa de la violencia, y para revertir el origen del crimen, la autoridad debe poner en marcha acciones diversas que involucren a todos".

Y concluyó que “estamos en el momento adecuado para cambiar estrategias y  políticas públicas, además de enfocarse a lo que sí resolverá el problema, aplicar la ley y combatir la impunidad".

Vale la pena apuntar que esta publicación fue editada en colaboración con la propia CODHEM.