Los muertos de EPN


En México, el Estado de México continúa como el más violento con 5 mil 450 homicidios dolosos. 14 mil 429 asesinatos intencionales, es decir el 35 por ciento, se concentran en el corredor integrado por Estado de México, Guerrero, Jalisco y Michoacán.

“…qué habrán pensado quienes participaron en este delito, que desparecer 43 estudiantes no iba a traer una consecuencia, eso refleja un nivel de impunidad de gravedad…en la dimensión de la corrupción, de extraordinaria preocupación”: Emilio Álvarez Icaza, Secretario Ejecutivo de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH)

“Me parece que el Presidente Peña no da una respuesta, que no está viendo ni comprendiendo la gravedad del problema que tenemos en el país y que los asesores se quedaron enanos, no están a la altura”: José Antonio Ortega, presidente del Consejo Ciudadano de seguridad Pública y Justicia Penal

No hemos resuelto las causas de la inseguridad y delincuencia, y prueba de ello es que estamos ante una nueva crisis y el presidente tiene que salir anunciar un plan emergente ante la situación, cuando se suponía que ya lo había resuelto”: Santiago Roel Rodríguez,

“En seguridad no hay visión, hay continuidad de la política pública del presidente Calderón con una narrativa diferente”: Francisco Rivas Rodríguez del Observatorio Ciudadano

Al referirse a las estadísticas oficiales que hablan de una reducción en los homicidios, presumidos como indicadores de mejora en las condiciones de inseguridad, José Antonio Ortega, presidente del Consejo Ciudadano de seguridad Pública y Justicia Penal, señaló que hay que esperar al informe que saque INEGI con las actas de defunción, porque en los números del secretariado ejecutivo no hay certeza, “además existen otras variantes”.

Ejemplificó con una charla que tuvo la semana antepasada con los embajadores de Japón y de Bélgica y el ex embajador de Francia Florence Daniel Parfait:

“…los tres me dijeron, lo que pasa es que ahora no se están reflejando los homicidios porque ahora los entierran, refiriéndose a las fosas, entonces me parece que es otro factor que haya que tomar en cuenta que los grupos criminales recurren con mayor frecuencia a estos procedimientos”.

Respecto a las cifras alegres recordó que en septiembre con el caso Ayotzinapa todo se le vino abajo al Presidente: “…y toda la mugre sale y ahorita, todo el mundo la está viendo, y ahorita ya nadie les cree, de por sí no había credibilidad, los porcentajes de aceptación del presidente han bajado tremendamente”.

Además: “…los homicidios dolosos, ellos los están registrando como culposos, porque esa cifra está creciendo demasiado, y por otro lado como registramos la cuestión de los desaparecidos y enterrados de manera clandestina, etcétera, que es algo muy grave y no solamente eleva la cifra y te habla de una violencia irracional, brutal que no se da en todas partes del mundo.

“…con la presión de los medios internacionales, que es la que más les duele, además, diplomáticos horrorizados, no solamente por la barbaridades que estamos viendo todos los días, sino por la no actuación de la autoridad ante los hechos violentos, dentro de manifestaciones que piden al aparición de estos 43 muchachos me preguntan: ¿Qué no hay ley, que no hay autoridad?, entonces eso me llamó mucho la atención”.

Respecto al decálogo para mejorar las condiciones de seguridad y el estado de derecho Ortega consideró que no responde a las necesidades: “…son algunas propuestas de Ley que lo único que hacen es buscar soluciones para dentro de 2 o 3 años, bueno, ¿y ahorita?

“…están hablando cuando los munícipes se ven inmiscuidos, si le vas a quitar a la policía ya no los van a buscar los criminales, buscarán a los Gobernadores que tendrán el control de la policía, que es la que te permite secuestrar, extorsionar, hacer una bola de actos criminales”.

Explicó que recientemente, el Consejo Ciudadano de seguridad Pública y Justicia Penal, presentó el estudio “Guerrero atrapados en el círculo de la violencia” donde muestra que vive una violencia homicida desde 1979 relacionada con el problema de 9 grupos de narcotráfico, ligados al tráfico y /o y la producción de amapola y heroína con más de 24 alcaldes, 2 senadores y diputados con presuntos nexos con el crimen organizado. “No es un problema nuevo.

“Me parece que la gran reforma que algunos sectores de la sociedad esperaríamos, sería que se va ir en contra de los políticos que con sus actos, u omisiones permiten la actuación del crimen organizado. Y de eso, no hay señal en la propuesta presidencial…entonces van a seguir en la impunidad.

“No da una respuesta, que no está viendo ni comprendiendo la gravedad del problema que tenemos en el país y que los asesores se quedaron enanos, no están a la altura”, resumió.