La violencia no ha tocado fondo en México

Desde la llegada del Partido Acción Nacional (PAN) a la Presidencia de la República la violencia ha ido en aumento. El mes pasado, marzo, se caracterizó por ser el más violento en la última década , al llegar a más de mil el número de ejecuciones.

De ese total, de mil 130 personas ultimadas en marzo, el 30 por ciento eran jóvenes de entre los 18 y 25 años de edad.

Al respecto, el presidente del Consejo Ciudadano para la Seguridad y la Justicia Penal, José Antonio Ortega Sánchez, señala que “a diario vemos las ejecuciones. Eso ya no nos espanta, ya perdimos la capacidad de asombro”.

Y pronostica que la violencia seguirá en aumento, pues, dijo, el fondo aún no se toca.

“Evidentemente que no hemos llegado a tocar fondo, cada vez se va a poner peor porque no se ha puesto el remedio y las medidas que se están tomando no son suficientes. Es algo muy grave que va a repercutir en todos los aspectos”, dice Ortega Sánchez en entrevista telefónica.

De acuerdo con un informe presentado por la Procuraduría General de la República (PGR), Panorama Nacional de la Violencia, en lo que va del mandato del presidente Felipe Calderón 13 personas en promedio mueren al día de forma violenta.

Esto es que del 1 de diciembre de 2006 a marzo de este año casi 20 mil personas han muerto de modo violento, cifras que preocupan y lamenta el presidente del Consejo Ciudadano para la Seguridad y la Justicia Penal.

Además, dice, es el sexenio con más secuestrados asesinados por mes –de los mil 020 casos en 40 años, el 20 por ciento han ocurrido en los dos últimos años–; el año pasado 93 personas secuestradas fueron asesinadas, mientras que en 2008 las cifras llegaron a 107.

En este sentido, reitera que la violencia en todas sus expresiones – ejecuciones, homicidios, robos, secuestros– va en aumento.

A decir de José Antonio Ortega, el problema de la violencia que se vive actualmente se viene arrastrando de sexenios anteriores por dejar que el narco resolviera sus problemas entre ellos mismos y no con la autoridad del Estado. “Esto se ha ido degenerando hasta llegar hoy a que  el uso de la fuerza del Estado y del crimen organizado es igual, se comparte”.

El problema de la violencia, agrega, no sólo es por el combate que hace el gobierno federal, sino entre los cárteles disputándose las plazas, copando a todos los depredadores sociales, como homicidas, secuestradores, extorsionadores, sicarios, ante un Estado impotente, vergonzante, que no ha sabido estar a la altura de las circunstancias que hoy requiere el país.

A modo de ejemplo menciona que “quieren resolver Ciudad Juárez con campos de futbol, hospitales y palmaditas en la espalda”.

De acuerdo con el entrevistado, el índice de violencia podría bajar si el gobierno federal captura a dos de los principales líderes del narcotráfico: “No hay un plan para detener a los homicidas, sicarios, secuestradores, y sobre todo y más importante para detener al Chapo Guzmán y a Vicente Carrillo Fuentes, quienes se pelean por las plazas”.

Y manda un mensaje: “Tengan la voluntad para hacerlo y no que los estén apapachando porque hasta parece que están protegiendo a uno de ellos".

“El Presidente ha venido repitiendo, porque lo han engañando, que la tasa de homicidios en nuestro país es del 12 por ciento, pero esos datos son de hace tres años, porque ahora la tasa es de 17 por cada 100 mil habitantes. Qué lástima que el Estado mexicano ni siquiera se haya dado cuenta de que ya aumentamos cinco puntos”.

En ese sentido, Ortega Sánchez enfatiza que “las cifras son lamentables, dolorosas, de repudio al narcotráfico, a la violencia, al secuestro y a los políticos mediocres que les falta voluntad para asumir su responsabilidad. Esperamos más violencia, los datos serán más dramáticos”, culmina.

POLICÍAS EJECUTADOS. Marzo también es el mes con el mayor número de policías, tanto federales como estatales y municipales, ultimados durante enfrentamientos contra el crimen organizado.

En total suman 78 los agentes muertos, de los cuales 16 eran federales, 24 estatales y 38 municipales. A ello se agregan 11 militares que también perdieron la vida al enfrentarse a la delincuencia organizada.

De 2007 a la fecha mil 564 militares y policías han muerto en el combate al narcotráfico.

VIOLENCIA POR ESTADO. Chihuahua, Sinaloa, Guerrero, Baja California, Nuevo León y Sonora son las entidades mas violentas.

En el mes de marzo, en Chihuahua se contabilizaron 389 ejecuciones relacionadas con el crimen organizado, seguido de Sinaloa con 143, Guerrero con 129, Baja California 87, Nuevo León 62 y Sonora 58.

En lo que va de 2010 alrededor de dos mil 800 personas han muerto; entre ellos destacan aproximadamente 65 menores de 17 años de edad que murieron a consecuencia de la lucha entre el crimen organizado y autoridades, ya sea por una bala perdida o por ejecución.