Nada frena plagios

Según cifras del Sistema Nacional de Seguridad Pública (SNSP), mil 17 plagios fueron denunciados ante las procuradurías estatales de octubre de 2009 a septiembre de 2010. En tanto, la cifra llegó a mil 16 en el mismo periodo un año después.

"Los estados están alterando algunas de las cifras porque no los registran como secuestro. Algunos los reportan como desaparición de personas; otros, como trata de personas. No importa el fin o el motivo: si privan a la gente de su libertad, está tipificado como un secuestro", opinó Isabel Miranda de Wallace, presidenta de la asociación Alto al Secuestro.

Las entidades con mayor número de secuestros denunciados son Chihuahua, con 140; Michoacán, con 137; el Estado de México, con 112; Tamaulipas, con 106, y Durango, con 76, de octubre de 2010 a septiembre pasado.

Sin embargo, organizaciones civiles estiman que en el último periodo, al menos el 70 por ciento de los plagios no se denunció.

"A mi parecer, como ya se acerca la elección presidencial del 2012, los estados quieren mostrar una situación diferente a la que realmente tienen", afirmó José Antonio Ortega, presidente del Consejo Ciudadano para la Seguridad Pública y Justicia Penal.

"Hablo de algunos Gobernadores, no de todos, y eso impide conocer exactamente cuál es la cifra real de los secuestros. Tan sólo el año pasado, la Defensa Nacional reportó 575 personas rescatadas y, hace poco, hablaba de 500 en el año", expuso Ortega.

De acuerdo con las denuncias presentadas, este delito ha disminuido en Chihuahua, el Estado de México, Coahuila, Baja California y Guanajuato, pero se ha incrementado en Tabasco, Tamaulipas, San Luis Potosí, Nuevo León, Puebla, Veracruz y Zacatecas.

Al respecto, Jaime López, titular del Centro Nacional de Información del SNSP, precisó que toda privación ilegal de la libertad es un plagio y se debe abrir una averiguación previa y no una simple acta circunstancia.

"Ya sea para no inflar los delitos o para no investigar, simplemente no abren las averiguaciones previas. No podemos hacer buena política pública si no decimos la verdad de lo que está pasando con la incidencia", indicó el funcionario federal.