García Valseca pide colaboración de Diego

Tras reiterar que los secuestradores de Diego Fernández de Cevallos son los mismos que lo privaron de la libertad en 2007, Eduardo García Valseca hizo un llamado al ex candidato presidencial a colaborar con las autoridades para lograr la desarticulación de la presunta organización internacional.

Al reunirse el pasado lunes con el Fiscal Antisecuestros de la PGR, Gualberto Ramírez, en la capital de Texas, el empresario pidió a Fernández de Cevallos no ser egoísta y aportar información sobre su caso.

"México necesita del apoyo de todos y Diego tiene que aportar cosas para fortalecer la investigación a la Policía Federal e identificar a este grupo y no el egoísmo de estar ahí escondido", señaló García Valseca.

"Le hago un llamado a colaborar. Nosotros no tenemos forma de buscarlo directamente, y lo único que le pedimos es que por favor colaboremos los que hemos sufrido víctimas de este terrible flagelo".

El empresario García Valseca fue secuestrado el 7 de junio del 2007 en San Miguel de Allende, Guanajuato, y liberado el 24 de enero de 2008, tras el pago de un rescate.

El plagio del empresario, quien desde que recuperó su libertad radica en EU, guarda al menos 18 similitudes con el modus operandi de los secuestradores de Fernández de Cevallos.

Tras la liberación del ex candidato presidencial y con base en información que le proporcionó la Policía Federal, García Valseca ha sostenido que ambos fueron secuestrados por la misma organización, un grupo que se separó del Ejército Popular Revolucionario y está integrado con miembros de otros países.

Sin embargo, hace unos días la autonombrada "Red por la Transformación Global", emitió un comunicado en que señala que conmutaron la pena de muerte a Fernández de Cevallos y niegan ser los autores del secuestro de García Valseca.

Suben plagios y la autoridad lo niega

José Antonio Ortega, presidente del Consejo Ciudadano para la Seguridad Pública y la Justicia Penal, aseguró que los secuestros en el País van al alza, y criticó las estadísticas oficiales alejadas de la realidad.

De acuerdo con su conteo, elaborado a partir de cruces entre datos del Sistema Nacional de Seguridad Pública (SNSP) y de la PGR, se determinó que durante 2010 se registraron mil 847 secuestros, en los cuales murieron 209 personas.

"La cifra es 111 por ciento superior a la del año anterior -99 secuestrados asesinados-; 245 por ciento superior a la de hace 10 años; mil por ciento superior a la de hace 20 años", expresó.