El secuestro de Diego parece acto del EPR

El presidente del Consejo Ciudadano para la Seguridad Pública y la Justicia Penal, José Antonio Ortega Sánchez, imputó al Ejército Popular Revolucionario (EPR) la desaparición de Diego Fernández de Cevallos.

Indicó que de acuerdo con todo lo que se ha presentado alrededor del caso, es evidente que fue dicho grupo quien mantiene “retenido” al Jefe Diego.

Ortega Sánchez afirmó en conferencia de prensa que el caso tiene grandes similitudes con el que ocurriera en 1994 del banquero Alfredo Harp Helú, cometido por el grupo.

Señaló que a cambio de la libertad de Fernández de Cevallos, el grupo “guerrillero” pide que se presente con vida a dos de sus integrantes: Edmundo Reyes Amaya y Gabriel Alberto Cruz Sánchez, líderes del EPR que supuestamente fueron retenidos por agentes del Estado, o en todo caso que les entreguen sus restos, si están muertos, y castigo a quienes cometieron el hecho, así como una indemnización “millonaria”.

Además, José Antonio Ortega sostuvo que el atentado que recientemente sufriera el general Mario Arturo Acosta Chaparro está relacionado con este caso, pues estaba investigando el hecho.

“Sí, tengo certeza de que el general Acosta Chaparro estaba investigando el secuestro del Jefe Diego desde el sábado al medio día porque hablé con él. Hablé con él más de 12 ocasiones. Primero, porque lo comenté con autoridades del gobierno federal, con el procurador y él me confirmó la información; segundo, la negociación en lo oscurito -me refiero a las negociaciones que han tenido el Estado mexicano con diversos ex presidentes, con (Ernesto) Zedillo, (Carlos) Salinas, Vicente (Fox) y el presidente (Felipe) Calderón con estos grupos terroristas”, dijo.