Se sospecha de guerrilla en caso Diego

El plagio de Diego Fernández de Cevallos cuenta con las características de los que cometen grupos guerrilleros o subversivos, señalaron expertos.

"Toda la comunicación sofisticada con la familia, la prueba de vida que están mandando, que hayan pedido que saquen a los medios y a la autoridad, a mí me hace pensar que una fuerte línea de investigación pudieran ser los grupos guerrilleros, éste es un secuestro con un gran impacto social, político y económico", aseguró José Antonio Ortega, presidente del Consejo Ciudadano de Seguridad Pública y Justicia Penal.

De acuerdo con el abogado, el grupo poderoso que podría tener cautivo al "Jefe" Diego, y al cual se refirió ayer el ex senador Fauzi Hamdan durante una entrevista radiofónica, podría ser el Ejército Popular Revolucionario (EPR), o Tendencia Democrática Revolucionaria, que es una escisión de éste, o el Revolucionario del Pueblo Insurgente (ERPI), aseguró.

En tanto, Max Morales, asesor en secuestros, aseguró que para determinar con exactitud qué tipo de agrupación subversiva tiene al ex candidato presidencial, es necesario conocer qué condiciones exigen para su liberación.

Además, afirmó que de lo que sí hay certeza es que los autores forman parte de un "grupo disidente, resentido, con buena presencia delincuencial, resuelto e intimidatorio", y opinó que Diego sigue con vida.

Por otra parte, la activista María Elena Morera enumeró algunas particularidades de los plagios cometidos por la guerrilla.

"Mantienen a las víctimas en áreas no urbanas, utilizan a la prensa y correos electrónicos para comunicarse, (sus víctimas) duran varios meses en cautiverio, el más largo del que he tenido conocimiento fueron dos años".

Max Morales precisó que un plagio de ese tipo dura como mínimo un promedio de 45 días, pero se puede prolongar hasta 9 meses o más.

Otra de las características identificadas por Ortega y Morales es que los grupos guerrilleros utilizan a sacerdotes como mediadores o interlocutores.