¡Basta de tolerancia a protectores de secuestradores!

¡CASTIGO, HOY, HOY!

  1. Alberto Pliego Fuentes, a quien las leyendas oficiales pintaron como el “super-policía” y quien supuestamente detuvo al secuestrador Daniel Arizmendi, al fin se encuentra en donde debió haber estado de desde hace por lo menos siete años: en la cárcel.

Sin embargo Pliego Fuentes ha empezado a pagar por el menor de sus crímenes, el narcotráfico y no por los peores que cometió: la protección de bandas de secuestradores, entre ellas la encabezada por quien ahora será su compañero de cautiverio en La Palma: Daniel Arizmendi.

  1. Desde que el secuestrador Arizmendi fue capturado y aun antes, existían indicios y pistas en poder de de la Procuraduría General de la República de que ese monstruoso criminal recibía protección de Alberto Pliego Fuentes, comandante de la policía judicial en el Estado de México, así como de Jesús Miyazawa (Coordinador de la Policía Judicial de Morelos) y mandos de la policía judicial del Distrito Federal

La PGR también obtuvo pistas y evidencias de que Pliego Fuentes vendió protección a la banda de secuestradores encabezadas por Andrés Caletri y Marcos Tinoco “El Coronel”, mientras el “super-policía” perseguía a los competidores de sus protegidos. Entre esas evidencias están declaraciones de los propios inculpados de entregar dinero a Pliego Fuentes para poder delinquir con impunidad.

Incluso Marcos Tinoco “El Coronel” en una carta enviada en 2002 a la presidencia de la Confederación Patronal de la República Mexicana (COPARMEX), sostuvo que cómplices suyos que no fueron detenidos, siguieron cometiendo secuestros gracias a la protección de Alberto Pliego Fuentes, acusación que Tinoco ratificó ante el ministerio público federal.

Pese a todo, ello Pliego Fuentes siguió delinquiendo con impunidad hasta que se le acusó de vender protección a Alfredo Moreno Esparragoza “El Azul”, cuando fungió como jefe de la policía judicial de Morelos, a partir de información de inteligencia de la DEA.

  1. Por muchos años hemos visto en México como bandas de secuestradores han operado impunemente gracias a la protección otorgada por autoridades policiales, de procuración de justicia y políticas.

Después de denuncias y movilizaciones ciudadanas se fue logrando que las autoridades responsables actuaran contra los cabecillas de bandas y de gran parte de sus secuaces.

Sin embargo, ningún servidor público (salvo un funcionario de quinta categoría en la procuraduría del Estado de México) ha sido castigado por haber brindado protección a sanguinarios y sádicos secuestradores, protección sin la cual no habrían podido cometer durante tantos años tantos secuestros, torturas, mutilaciones y violaciones, que causaron inconmensurable dolor en tantas familias.

Ahora que el señor Pliego Fuentes se encuentra en un penal de alta seguridad se le debe indiciar también por la protección a secuestradores y debe emprenderse - sin más demora - la más amplia investigación que lleve a la identificación, acusación y castigo de todos los malos servidores públicos que brindaron protección a Arizmendi, Caletri y “El Coronel”, entre otros.

  1. Por instrucciones del Presidente de la República, Vicente Fox, a inicio de sus administración fue creada una fiscalía especial de la PGR para aclarar crímenes “del pasado”, algunos de ellos ocurridos hace 36 años. Para tal efecto se ha destinado una cantidad nada despreciable de recursos públicos y se ha empleado una parte importante del tiempo de servidores públicos, incluyendo del titular del Ejecutivo Federal.

¿Qué es necesario hacer para que el Presidente de la República ordene se investiguen a las redes de corrupción y protección a secuestradores, cuyos crímenes han ocurrido no hace 36 ni 33 años sino en los últimos 10 años?

¿Acaso debemos esperar 36 años para que se haga justicia a las víctimas?, ¿acaso debemos acudir a la fiscalía de crímenes del pasado para que investigue a los protectores o esa fiscalía tampoco va a hacer nada, porque las víctimas de secuestros no tuvieron tan buena suerte como para que sus victimarios supuestamente contaran con móviles políticos?