Órgano antiplagios acumula pendientes

A ocho meses de entrar en operación, la Coordinación Nacional Antisecuestro (Conase) acumula pendientes en la mayoría de sus metas para combatir este delito, consideraron integrantes del Comité Especial de Seguimiento y Evaluación del organismo.

Los principales rezagos se encuentran en la atención a las víctimas, dotación de tecnología a las Unidades Especializadas Antisecuestro y capacitación de policías.

Además, la mayoría de los estados no tienen un modelo de reclusión especial para secuestradores.

"Ahorita no hemos visto el resultado, honestamente. Me parece que vamos muy, muy lentos todavía. Las cifras no demuestran que hubo una disminución importante en los delitos de secuestro.

"Es el momento en que no tenemos todas las Unidades (antisecuestro) bien instaladas y bueno él (Renato Sales) ha cumplido con decirlo", sostuvo Isabel Miranda de Wallace, integrante del comité evaluador.

Otro punto que se estancó, según la activista, es la creación de una base nacional de datos criminales en materia de secuestro, objetivo que Miguel Ángel Osorio Chong, Secretario de Gobernación, enlistó como prioridad el 28 de enero cuando se presentó la estrategia.

Además, la mayoría de los estados no han aprobado los recursos del Fondo de Aportaciones para la Seguridad Pública, criticó la presidenta de la organización Alto al Secuestro.

Alejandro Martí, integrante del comité y presidente de la organización México SOS, expuso que por falta de presupuesto o por pretextos de los Gobernadores el trabajo en la estrategia antisecuestro ha sido lento.

"Muchos estados, y en concreto Gobernadores, no han cumplido y de ahí te encuentras que el secuestro se concentra quizá el 61 por ciento, en estos momentos, en cuatro estados: Tamaulipas con el 26 ( por ciento), Estado de México con el 16 y Veracruz con el 14 y Michoacán con el 12.

"En la revisión de todos los estados de la República muchísimos estados han hecho caso omiso de las Unidades Antisecuestro", dijo.

El empresario agregó que la Conase perdió mucho tiempo en revisar, recomendar y exigir a los Gobernadores a que cumplan con el equipamiento de sus unidades.

"Cuando no tienes dientes en una institución es mucho más difícil que las entidades federativas implementen las cosas rápidamente", expresó.

Para María Elena Morera, presidenta de la asociación civil Causa en Común los principales pendientes de la Conase son dar a conocer el diagnostico de las Unidades Especializadas Antisecuestro a nivel nacional y determinar la ruta crítica a seguir.

"Sigue habiendo estados con índices altísimos de secuestros y se suponía que en seis meses debíamos haber bajado radicalmente los índices de secuestro y eso no se ha dado", dijo la activista.

La Coordinación tampoco ha logrado integrar las cifras de denuncias por secuestro que dan las Procuradurías Estatales al Sistema Nacional de Seguridad Pública con la información que tiene la PGR, Marina y Sedena.

Morera cuestionó las cifras de averiguaciones previas y denuncias de este delito en Michoacán, porque de tener 12 quejas ahora se registra una.

"Eso generalmente no sucede al menos que hayan detenido a todas las bandas de los 12 secuestros y eso tampoco está documentado.

"No ha fortalecido en temas de las cifras. No nos han dado la cifra que en realidad sucede de secuestros", agregó.

Juan Francisco Torres Landa, secretario de la organización México Unido Contra la Delincuencia, en nombre de Josefina Ricaño de Nava, integrante del comité evaluador de la Conase, criticó la política de comunicación del Gobierno federal.

Expuso que difundir que el delito de secuestro está bajo control, la incidencia va en declive y que hay nuevas corporaciones como la Gendarmería que van ayudar, no ayuda a saber la dimensión actual del los delitos de secuestro.

"Lo que nos preocupa es una de dos: o pretendan desconocer que el problema existe, en cuyo caso no se podría resolver y dos que pretendan engañarnos diciéndonos que el problema no es tan grave como pensamos", sostuvo.