Aumenta el secuestro de estadounidenses en México

El gobierno de Estados Unidos advierte que en México “es especialmente preocupante” el aumento en el número de secuestros, un delito que también ha impactado a sus ciudadanos, pues entre enero y junio de este año se reportaron casi 70 plagios de estadounidenses con incremento notorio de denuncias en los consulados de Nuevo Laredo y Matamoros, en Tamaulipas.

Así lo revela la nueva alerta de viajes que emitió el Departamento de Estado de EU sobre los riesgos de seguridad que prevalecen en México, y sobre todo ante la amenaza que representan los grupos del crimen organizado que operan en el país, por lo que 60% del territorio es un “foco rojo”.

El gobierno estadounidense pide a sus ciudadanos aplazar viajes no esenciales en algunas zonas de 16 estados y extremar precauciones en tres más; incluso aplica un “toque de queda” para sus empleados no salgan de noche en entidades como Durango y San Luis Potosí.

En la alerta que se emitió, el Departamento de Estado revela que mientras en 2012 se reportó el asesinato de 71 estadounidenses en algún punto del país, la cifra subió a 81 casos en 2013. Mientras que “cerca de 70 secuestros de ciudadanos estadounidenses se reportaron a la embajada y consulados de Estados Unidos en México, entre enero y junio de 2014”.

Se advierte que “el número de secuestros en todo México es especialmente preocupante y parece estar en aumento”, en incidentes en los que incluso la policía ha estado implicada. Y se ofrecen cifras que indican que de acuerdo con la Secretaría de Gobernación en 2013 los plagios aumentaron 20% respecto al año anterior, y los estados con el mayor número de casos fueron Tamaulipas, Guerrero, Michoacán, México y Morelos.

En respuesta, la Cancillería mexicana aseguró que la estrategia de seguridad del presidente Enrique Peña Nieto ha logrado resultados contundentes en materia de seguridad pública, lo que incluye la reducción de 22% en el número secuestros en comparación al año pasado.

La Secretaría de Relaciones Exteriores (SRE) afirmó en un comunicado que actualmente México es el destino internacional más visitado por ciudadanos estadounidenses, según destaca la propia alerta. “Más de 20 millones de sus nacionales viajaron a México en 2013, mientras que en el periodo enero-mayo 2014 se registraron 3 millones 171 mil turistas estadounidenses por vía aérea, lo que representa un incremento de 13.3% respecto al mismo periodo del año anterior”.

La SRE reiteró su posición de que las alertas de viaje deben ser específicas, con información precisa y contextualizada a fin de que sean útiles y evitar generalizaciones.

En el análisis sobre los riesgos de seguridad que realizó el gobierno de Estados Unidos en cada uno de los estados del país, donde 19 son considerados con niveles de riesgo, destacan Nuevo León y Tamaulipas como puntos donde se han consumado secuestros en contra de estadounidenses.

Respecto a Nuevo León indica que “se deben aplazar los viajes no esenciales al estado”, con excepción del área metropolitana de Monterrey, debido a que “las organizaciones criminales han secuestrado, y en algunos casos asesinado a ciudadanos estadounidenses, incluso cuando se cumplen las demandas de rescate”.

En Tamaulipas se reconoce que se ha incrementado el número de ciudadanos reportados como secuestrados o “desaparecidos de forma involuntaria” durante el primer semestre de 2014, de acuerdo con los reportes de los Consulados de Estados Unidos en Matamoros y Nuevo Laredo.

En el análisis de riesgo también se recomienda aplazar los viajes no esenciales a Durango, ya que “la violencia y la actividad criminal a lo largo de las carreteras son un problema de seguridad continua”, por lo que incluso “personal del gobierno de Estados Unidos no puede viajar fuera de la capital y deben cumplir con un toque de queda de la 01 a las 06 horas, y permanecer en un lugar seguro”, la misma medida se ordena en San Luis Potosí.

Destaca también la alerta relativa a Sonora, ya que “es una región clave en el tráfico internacional de drogas y la trata de personas y puede ser extremadamente peligroso para los viajeros”. Se detalla que se debe evitar viajar a la región oeste de Nogales, al este de Sonoyta, y desde Caborca norte, incluyendo las ciudades de Saric, Tubutama y Altar, así como la zona limítrofe con Chihuahua.

Las especificaciones de seguridad para Guerrero son por primera vez en una alerta de EU muy detalladas, al ser considerado el más violento durante 2013 con más de dos mil homicidios.

Por ejemplo, pide que en Acapulco se evite transitar más allá de dos cuadras hacia el interior de la Costera Miguel Alemán; mientras que se recomienda no viajar a la zona oeste y al sur de la ciudad de Arcelia, en el norte y el oeste y sur de la ciudad de Tlapa, cerca de la frontera con Oaxaca.

Otras entidades de riesgo para los estadounidenses son Chihuahua, Coahuila, Colima, Michoacán, Estado de México, Morelos, Nayarit, Sinaloa y Zacatecas. Mientras que se deben extremar precauciones en Aguascalientes y Veracruz.