Nada detiene el aumento del secuestro en México

Las cifras demuestran que el secuestro no se ha inhibido con el endurecimiento de las penas por ese delito, lo que ha sido una constante durante los últimos años.

No obstante, entraron en vigor reformas a la Ley General para Prevenir y Sancionar los Delitos en Materia de Secuestro, con las que se podrán aplicar condenas de hasta 140 años de cárcel.

Esta no es la primera vez que se elevan las sanciones por este crimen, pero el delito sigue al alza. Entre enero y abril se denunciaron 570 casos, cifra 28 por ciento superior a la reportada en el mismo periodo de 2013.

El decreto, publicado ayer en el Diario Oficial de la Federación, establece que la persona que cometa privación de la libertad recibirá una pena de 40 a 80 años de prisión y de mil a 4 mil días de multa.

Hasta antes de la reforma, la Ley estipulaba que la sanción por ese delito, sin agravantes de por medio, era de 20 a 40 años y de 500 a 2 mil días de multa.

En el caso de que la víctima sea privada de la vida por uno de los implicados en el secuestro las penas van de 80 a 140 años de prisión, indica el artículo 11 de la Ley, que para esta circunstancia fijaba una pena máxima de 70 años.

Con el decreto además se adicionó un párrafo al Artículo 25 del Código Penal Federal, que dice que el límite máximo de la duración de la pena de privación de la libertad, hasta por 60 años, no aplicará para los delitos sancionados en dicha Ley. Antisecuestro.