Una investigación liga a Bank of America con 'Los Zetas'

Un cartel mexicano de tráfico de cocaína utilizó cuentas de Bank of America Corp. para ocultar dinero e invertir las ganancias ilegales del narcotráfico en caballos de carrera estadounidenses, según una investigación de la Oficina Federal de Investigaciones (FBI).

Los presuntos lazos entre la violenta banda de traficantes conocida como Los Zetas y el segundo banco de Estados Unidos por activos aparecen descritos en una declaración jurada de 35 páginas presentada el mes pasado ante una corte federal de Texas. Según un agente del FBI, un negocio de compra y entrenamiento de caballos creado para lavar dinero proveniente de las drogas tenía cuentas en el banco con sede en Charlotte, Carolina del Norte.

Un ciudadano estadounidense, el hermano de un capo de Los Zetas, presuntamente actuaba como el jefe de la operación ecuestre del cartel y depositaba y retiraba dinero de las cuentas de Bank of America y de una cuenta personal separada, indica el FBI en el documento.

La declaración jurada del agente del FBI describe en torno a una decena de transacciones desde diciembre de 2009 en las que se depositaron o retiraron más de US$1,5 millones de dos cuentas en el banco.

Durante un período de casi dos años, los Zetas supuestamente trasladaron en torno a US$1 millón al mes para la compra de caballos de raza cuarto de milla, especializados en las carreras de distancias cortas.

En septiembre de 2010, uno de los caballos que supuestamente pertenecía al cartel, Mr. Piloto, sorprendió a todos ganando el primer puesto y US$1 millón en la mayor carrera de la modalidad, conocida como All American Futurity, que tiene lugar en Ruidoso Downs, Nuevo México. Después del triunfo, un cheque del hipódromo por US$899.549,70 fue depositado en una cuenta de Bank of America a nombre de Tremor Enterprises LLC, el presunto negocio del cartel, según el FBI.

Tremor compró Mr. Piloto con un cheque de US$100.000 proveniente de la misma cuenta de Bank of America, indicó el FBI, citando la documentación del banco.

Bank of America no ha sido acusado de ningún delito y está cooperando con las autoridades en la investigación, según fuentes al tanto.

Un vocero del Fiscal de Estados Unidos del Distrito Occidental de Texas no pudo ser localizado para comentar al respecto.

Un vocero de Bank of America dijo: "Tenemos robustos sistemas contra el lavado de dinero y procedimientos que cumplen con los requisitos regulatorios y legales. Cuando descubrimos operaciones sospechosas llevadas a cabo a través de cuentas de clientes, tomamos medidas inmediatamente e informamos a las autoridades correspondientes".

La Ley de Secreto Bancario obliga a los bancos estadounidenses a informar a las autoridades federales cualquier actividad sospechosa o transacciones en efectivo de más de US$10.000. Las entidades también deben contar con elaborados sistemas diseñados para detectar la actividad delictiva dentro de sus redes. El incumplimiento puede traducirse en multas o acciones judiciales.

La declaración jurada no indica cómo ni cuándo fueron abiertas las cuentas. Tremor está domiciliada en Balch Springs, Texas, y estaba presuntamente dirigida por José Treviño Morales, quien la semana pasada se declaró inocente durante una audiencia en Austin, Texas, de un cargo de lavado de dinero. Un juez ordenó su encarcelamiento dado el riesgo de fuga.

David Finn, un abogado que representa a Morales, dijo que desconoce las razones por las que su cliente abrió las cuentas en Bank of America porque aún no ha podido hacer su propia investigación. Treviño Morales es un "hombre de familia" sin antecedentes criminales, añadió. "Este caso tiene más que ver con los hermanos de mi cliente que con él", aseveró.

En acusaciones penales el mes pasado contra 14 personas relacionadas a la presunta conspiración de lavado de dinero, Miguel Ángel Treviño Morales y Óscar Omar Treviño Morales fueron acusados de dirigir dinero del narcotráfico a caballos de carreras estadounidenses para ocultar el origen del efectivo. Los dos hermanos son supuestamente altos capos de los Zetas. Ambos son fugitivos en México.

El cartel de los Zetas envía miles de kilos de cocaína a EE.UU. cada año, según el FBI. En 2009, el presidente Barack Obama designó a los Zetas como una banda de narcotraficantes bajo la Ley de Designación de Cabecillas del Narcotráfico en el Extranjero, que congela cualquier activo estadounidense y prohíbe que ciudadanos estadounidenses lleven a cabo transacciones con el grupo.

Según el FBI, los Zetas incursionaron en la industria de caballos en 2009 como una estrategia para lavar dinero. Muchas personas apuestan a caballos para el cartel y la propiedad fue transferida a José Treviño Morales, a menudo "a un precio de compra inexistente o mínimo", señala el agente del FBI. La maniobra permitió que Treviño Morales pudiera mostrar "grandes ganancias, aparentemente legítimas".

Finn, el abogado de Treviño Morales, no quiso hacer comentarios sobre transacciones específicas. "Si uno va a lavar dinero sucio, hay maneras más fáciles de hacerlo que meterse en la industria de los caballos de carreras", manifestó.