En EU preocupa el cambio en lucha antinarco

Los tres candidatos con mayores posibilidades de ganar la Presidencia han ofrecido concretar un gran viraje en la guerra antinarco para ubicar como prioridad de ésta reducir la violencia en el País , en lugar de lograr arrestos y decomisos para frenar el flujo de drogas a los Estados Unidos, señala el New York Times.

En una nota publicada en su portada, el rotativo neoyorquino apunta que tanto Enrique Peña Nieto, como Andrés Manuel López Obrador y Josefina Vázquez Mota han ofrecido retirar paulatinamente al Ejército de la lucha anticrimen.

"Los candidatos, mientras han prometido continuar con la guerra contra el tráfico de drogas, han afirmado que pretenden retirar eventualmente al Ejército mexicano del combate a las drogas", apunta el rotativo neoyorquino.

El diario señala que Enrique Peña Nieto, quien encabeza las preferencias electorales, afirmó recientemente que aunque México debe continuar trabajando con Estados Unidos contra el crimen organizado, no debe subordinarse a las estrategias de otros países.

En su sitio web de campaña, Vázquez Mota plantea que los resultados de la guerra anticrimen no deberán ser medidos en función de cuántos criminales son capturados, sino considerando qué tan seguras son las comunidades.

Respecto a López Obrador, el diario estadounidense señala que su estrategia de seguridad se llama "Abrazos, no balazos" y que el tabasqueño critica cómo EU ha abordado el tema de la seguridad en México, al señalar que en lugar de enviar helicópteros debería ofrecer créditos baratos.

El viraje potencial en la estrategia anticrimen de México, apunta el diario, ha despertado preocupaciones entre algunos políticos estadounidenses.

"¿Se dará una situación en la que el próximo Presidente se hará de la vista gorda ante los cárteles, entregará a México a los cárteles o se aliará con Estados Unidos para combatirlos?", se cuestionó el legislador republicano por Arizona Ben Quayle.

No obstante, el periódico neoyorquino señala que Peña Nieto despierta las mayores preocupaciones sobre el compromiso que tendrá para combatir al crimen, debido a que ex Gobernadores de su partido han sido ligados recientamente con el crimen organizado.

"Funcionarios americanos han afirmado que aún no están seguros del compromiso de Peña Nieto para efectuar los cambios necesarios para combatir tanto al crimen organizado como a las drogas", apunta el diario.

"Su mensaje de un nuevo PRI ha sido socavado por las noticias -que se publican casi a diario- sobre ex gobernadores priistas acusados de corrupción y posibles vínculos con el crimen organizado".