Algunos Gobernadores nadan de a muertito frente al narcotráfico

El presidente del Consejo Ciudadano para la Seguridad Pública y la Justicia Penal, José Antonio Ortega Sánchez, exigió a la Procuraduría General de la República que remueva a su delegado en Morelos, Mauricio Saad por posibles vínculos con el crimen organizado.

A nombre de las organizaciones que integran el llamado Movimiento Blanco, José Antonio Ortega denunció que el delegado de la PGR en esa entidad desde hace algún tiempo se ha negado a recibir a los delincuentes que ponen a su disposición e incluso los libera sin que se justifique el no ejercicio de la acción penal.

Advirtió que ya tienen una serie de evidencias y que investigando las irregularidades con las que ha actuado el funcionario y consideró que es el momento oportuno para actuar contra aquellos servidores públicos que han sido captados por el crimen organizado.

Señaló que el poder del narcotráfico no se basa sólo en las armas y en la violencia, sino que además tiene gran capacidad para corromper, amedrentar y amenazar a policías, agentes del Ministerio Público e incluso periodistas.

Sin presentar evidencia alguna, José Antonio Ortega sostuvo que 'hay periodistas como alguno de El Universal y otro de Proceso, que manipulan la información para confundir al público haciendo pensar que el gobierno de Morelos y los militares están involucrados en el crimen organizado'.

También denunció que otros interesados en desprestigiar a las fuerzas armadas de México son grupos como Amnistía Internacional, que, dijo, acusa de violaciones a los derechos humanos de las personas con el 'interés de que las fuerzas armadas regresen a los cuarteles y dejen a los mexicanos en manos del crimen organizado'.

Ante los medios de comunicación, se preguntó ¿quién te paga, Amnistía Internacional, qué intereses tienes y a qué intereses respondes?'.

Por otro lado hizo un reconocimiento a la Armada de México y a los marinos quienes instrumentaron y operaron la acción para la captura de Arturo Beltrán Leyva, que al final resultó muerto el miércoles pasado en Cuernavaca.

Calificó al operativo como una acción de inteligencia ejemplar, limpia, en la que se actuó con todas las previsiones.

Por otro lado declaró que en Morelos hoy sí se combate al crimen organizado con la decidida acción del gobernador Marco Antonio Adame, y no como sucede en otras entidades.

Denunció que en el caso de Chihuahua, con José Reyes Baeza; de Tamaulipas, con Eugenio Hernández Flores, y de Coahuila, con Humberto Moreira, dichos mandatarios estatales 'nadan de a muertito frente al narcotráfico y ven pasar las drogas y a los secuestradores sin mover un dedo'.

José Antonio Ortega concluyó al señalar que el gobierno federal debe replantear la estrategia en el combate a la delincuencia organizada para evitar que en el futuro cercano se generalice el cobro de impuestos, de piso por parte de las organizaciones criminales, mientras que la sociedad permanecerá desprotegida.