Las cifras económicas del narco

Calcular el volumen del mercado de las drogas a nivel mundial y regional presenta grandes desafíos. La evidencia sugiere que alrededor de dos terceras partes de los ingresos totales se concretan al final de la cadena, con ventas al menudeo, revela el estudio “El problema de las drogas en las Américas”, patrocinado por la Organización de los Estados Americanos (OEA).

De acuerdo con el documento, menos de 1% del total de ventas al por menor llega a los cultivadores, mientras los traficantes en los países de tránsito obtienen entre 20 y 25% de los ingresos.

Las últimas estimaciones de la ONU indican que las ventas minoristas de drogas pueden llegar hasta 320,000 millones de dólares o 0.9% del PIB global.

La ONU estima que en los países de las Américas, los ingresos anuales provenientes de las drogas ascienden a 150,000 millones de dólares, de los cuales la región de América del Norte genera la mayor parte del total en el hemisferio.

Cocaína

El negocio de la cocaína es el más analizado y hay un relativo consenso sobre el valor de venta aproximado. La Oficina de las Naciones Unidas contra la Droga y el Delito (UNODC, por su sigla en inglés) estima que la venta de cocaína a nivel global fue aproximadamente de 85,000 millones de dólares en el 2009. Añade que los principales mercados minoristas son América del Norte, con 40,000 millones de dólares (47% del mercado mundial); el de EU en particular se estima en 38,000 millones de dólares; mientras que los de Europa Occidental y Central suman 34,000 millones de dólares (39% del mercado mundial). El mercado de América Latina representa 4% del total.

Heroína

La UNODC también ha calculado el valor del mercado minorista de la heroína a escala mundial, que en el 2009 fue de 55,000 millones de dólares. Estados Unidos y Canadá representaron sólo 13% (Estados Unidos 8,000 millones) de este mercado y cerca de la mitad de la heroína del mundo fue consumida en la Unión Europea y la Federación Rusa.

Mariguana

El valor del mercado mundial minorista de mariguana se estima en 141,000 millones de dólares, siendo el mercado de Estados Unidos un poco menos de la mitad de este monto (64,000 millones). Se estimó que el mercado sudamericano es pequeño en cuanto a su valor, con 4,200 millones de dólares.

El valor del mercado de mariguana minorista en Estados Unidos, en el 2000, ascendió a 11,000 millones de dólares. Otros estudios han estimado que el valor del mercado minorista de la hierba en Estados Unidos en el 2005 fue de aproximadamente 20,000 millones de dólares, para el 2012, otros estudios calcularon que este mercado tenía un valor de entre 15,000 y 30,000 millones de dólares.

Anfetaminas

Las estimaciones del valor del mercado minorista de los estimulantes tipo anfetamina son tan inciertas como las de la marihuana.

La UNODC estimó que el mercado minorista mundial de anfetaminas ascendía a 28,000 millones de dólares en el 2003, con 17,000 millones de dólares, 60%, concentrados en América del Norte y menos de 1% en Sudamérica. Un estudio más reciente estima que el valor anual del mercado minorista de anfetaminas en Estados Unidos oscila entre 3,000 y 8,000 millones de dólares; una estimación puntual lo ubica en 5,000 millones de dólares.

El cambio en los precios

La forma en que responde la demanda de drogas ilícitas ante los cambios en el precio, conocida como elasticidad de la demanda, establece un cambio en el consumo total equivalente a 1% en el precio.

Con respecto a la cocaína y la mariguana, la elasticidad de la demanda es de -0.5%; es decir, la demanda cae medio punto porcentual cuando el precio aumenta 1 por ciento. Esta elasticidad es similar a la que se observa con el tabaco e implica que un aumento de precio más que compensar la reducción de la demanda resulta en un aumento general de los ingresos por concepto de drogas.

Se han llevado a cabo pocos estudios sobre la heroína, aunque una estimación razonable de la elasticidad parece ser de alrededor de 0.3 por ciento.

El lavado de activos y la transferencia de ganancias

El envío de dinero en efectivo en grandes cantidades es una forma directa y de baja tecnología para transferir recursos. De acuerdo con el estudio de la OEA, se cambian los billetes pequeños por billetes grandes, se empaquetan y transportan por las mismas rutas a través de las cuales llegó la droga a los países consumidores pero en ruta inversa.

Enfatiza que con los más de 150 millones de vehículos que cruzan la frontera entre Estados Unidos y México cada año, es relativamente sencillo contrabandear dinero en efectivo a México sin que sea detectado, aunque se estima que el lavado de activos puede costar un promedio de alrededor de 15% de su valor.

La Agencia de Aduanas y la Patrulla Fronteriza estiman que la mayor parte de las ganancias de las organizaciones criminales mexicanas en Estados Unidos son transportadas a México en forma de dinero en efectivo.

Otros métodos importantes para estos envíos a México son los giros bancarios y las tarjetas prepagadas. Las organizaciones delictivas internacionales necesitan convertir el dinero en efectivo a moneda nacional para facilitar su introducción al sistema financiero y luego tomar las medidas correspondientes para el blanqueo de ese dinero y terminar así en el mercado formal de la economía.