La influencia comunista de Vallejo en el “#YoSoy132”

Para quienes sigan dudando del coqueteo de "#YoSoy132" con la izquierda radical, basta con checar la reunión que tuvieron con la líder comunista chilena, Camila Vallejo , la semana pasada en la UAM Xochimilco (y en otros lugares públicos).

¿Qué pretenden? Radicalizar dicho movimiento y volverlo totalmente violento al estilo chileno, en donde la izquierda radical sea la protagonista, en donde se exija la desaparición de la educación privada (¿Estarán conscientes de ello algunos estudiantes de la Ibero, ITAM, Anáhuac, etc. que bisoñamente apoyan este movimiento radical?) y peor aún, en donde lo que se plantea sea eliminar a la pobre economía de mercado que tenemos e implantar un sistema comunista totalitario, ese que ha dejado en la miseria yasesinado a millones de personas en todo el mundo.

Sí, en Chile, con Vallejo a la cabeza, se pretende volver al sistema comunista implantado por Salvador Allende y que culminó trágicamente en 1973 (éste político socialista se postuló 4 veces como candidato hasta que con una mayoría relativa ganó la presidencia en 1970; es lo que inspira a López y a la izquierda radical que lo acompaña) y que hundió a ese país en una crisis económica severa acompañado de una hiperinflación. Cómo se les olvida a los radicales este negro episodio chileno.

Con la influencia de Vallejo, el 132 buscará:

- Radicalizarse, y pasar de los gritos a la violencia física.

- Provocar distintos desencuentros con la Policía (en el DF lo único que lograrán será fastidiar a los capitalinos con más y más marchas, pues la policía no toca ni con el pétalo de una rosa a cualquier movimiento pejista), lo mismo que hicieron los vándalos y secuestradores de Atenco, al que Peña Nieto sólo aplicó la ley, como era su obligación.

- Ya están infiltrados por pejistas, pero con las instrucciones de Vallejo el 132 será completamente absorbido por la izquierda radical.

- Primero abogarán por la educación laica y gratuita en todos los niveles.

- Exigirán que no haya exámenes de admisión en las universidades públicas. Según ellos masificar a las universidades es un asunto de excelencia académica (Por qué no analizan que las 10 mejores universidades del mundo son privadas, estadounidenses, costosas-a los que no tienen recursos, pero sí talento, les otorgan créditos-,elitistas académicamente hablando y no masificadas ¿Por qué no analizan?).

- Si no gana el peje, tratarán de reventar la elección del mes de julio.

- Si gana el peje (lo que dudamos mucho vaya a suceder), entonces se someterán y serán parte de la transición hacia un sistema socialista totalitario.

- Con las consignas de "abajo el neoliberalismo" empezarán a exigir se cambie de "modelo económico", tal como siempre lo ha exigido el peje, para regresar al más rancio estatismo de los setentas y parte de los ochentas y de ahí transitar hacia un sistema totalitario al estilo cubano o de Venezuela.

- Con el factor Vallejo el 132 será un movimiento de izquierda trasnochado y a los que menos representará será a los jóvenes del país, excepto por un puñado de universitarios en el DF (igual que en 1968) incitados por sus profesores socialistas.

A diferencia de Chile, y en eso Vallejo calcula mal, en México sí hay varios movimientos libertarios activos y creciendo, y que defenderemos la libertad a toda costa. Definitivo, el 132 acabará siendo un movimiento marginal y exclusivo de las izquierdas más trasnochadas de este país.

El 132 jamás fue un movimiento espontáneo, de hecho, insisto, los 131 estudiantes de la Ibero que iniciaron el movimiento "anti Peña Nieto" fueron manipulados por algunos de los profesores socialistas y pejistas que trabajan en esa universidad.