Denuncia en la CPI sólo beneficia a los asesinos

Vea usted el tamaño de la calumnia: “Además Calderón ha ordenado agredir sistemáticamente a migrantes centroamericanos que se dirige (sic) a los Estados Unidos de Norteamérica (…) Ya han comenzado a hacerse públicas las consecuencias de esta política de Estado. En abril de 2011 se encontró una fosa común con 72 personas migrantes en Tamaulipas y casos semejantes se han repetido reiteradamente”.

¿Dónde están las pruebas o al menos indicios de que el presidente Felipe Calderón ordenó secuestrar y asesinar a migrantes centroamericanos?, ¿en dónde están las evidencias que anularían las que han permitido encarcelar a casi todos los Zetas responsables del asesinato de 72 migrantes el 24 de agosto de 2010, evidencias que nadie, NADIE, siquiera ha puesto en duda?

Tales evidencias no han sido presentadas ni podrán serlo porque no existen.

Las acusaciones de los calumniadores de Felipe Calderón ante la Corte Penal Internacional (CPI) son mentiras completas. Y es tal el desprecio por la verdad y el desparpajo de estos sujetos, que incluso confunden la masacre de 72 migrantes ocurrida el 24 de agosto de 2010, con el hallazgo de 193 cadáveres entre abril y junio de 2011 (y entre los cuales sólo tres correspondían a migrantes centroamericanos).

Esta demanda frívola no tiene futuro jurídico ¿Qué persiguen entonces los calumniadores? Dos cosas: primera, tratar de influir con guerra sucia en los comicios de 2012; segunda, intimidar a los agentes del Estado que están defendiendo a la sociedad del asalto de los grupos criminales ¡Y eso es exactamente lo que quieren Los Zetas, que las fuerzas armadas le bajen a la presión!

No es una casualidad que la demanda se dirija contra Calderón y colaboradores e incluya al capo Joaquín Guzmán, pero excluya a los grupos criminales (en primer lugar Los Zetas) responsables de las extorsiones, de los secuestros masivos de migrantes y de las peores masacres, incluyendo la del 24 de agosto de 2010 ¡El pleito no es con los masacradores, el pleito es con quienes los combaten!

Quizás los idiotas útiles que los acompañan no sepan a quién sirven, pero los truhanes de la Teología del Totalitarismo sí lo saben. Ellos se reafirman así como parte de los peores enemigos de México.