Las FARC estarían involucradas en el caso Iguala

Las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC) son “corresponsables” de la matanza de 43 estudiantes normalistas en Ayotzinapa (Guerrero), afirmó el expresidente colombiano Álvaro Uribe Vélez.

En declaraciones al programa La Hora de la Verdad, transmitido por la cadena colombiana RadioRed, el ahora senador acusó a las FARC de continuar sus actividades de terrorismo, secuestro y narcotráfico pese a conversaciones de paz con el gobierno del presidente Santos.

“Estos mismos guerrilleros engañan a la ciudadanía doblemente porque le hablan de paz en La Habana y aquí asesinan, secuestran y siguen traficando con droga”, dijo Uribe.

“El mundo quiere ocultar que las FARC es corresponsable del asesinato de los 43 estudiantes en México porque está comprobado que las FARC ha sido el proveedor de coca de ese cártel de Guerrero (Guerreros Unidos) responsable de ese asesinato”, dijo.

Uribe sostiene una feroz polémica con el presidente Juan Manuel Santosen torno a la utilidad de las conversaciones de paz con la guerrilla, en el marco también de un creciente choque político que data de 2010, cuando Santos fue el relevo de Uribe en la presidencia de Colombia.

Pero al mismo tiempo, no es la primera vez que se afirma que elementos de las FARC tienen vínculos con narcotraficantes mexicanos.

En declaraciones aparecidas en febrero en la revista Semana, el jefe de la Armada de Colombia, almirante Humberto Wills Vélez, aseguró que sus efectivos han realizado incautaciones “muy importantes” y directamente relacionadas con las FARC.

La droga hace una escala frente a las costas de Costa Rica y sigue hacia México para llegar a manos de los cárteles del Pacífico y Los Zetas”, indicó el militar.

Otras señales de vinculación entre las FARC y grupos de narcotráfico mexicanos fueron descubiertas en computadoras capturadas al grupo guerrillero.

Para el Consejo Ciudadano para la Seguridad Pública y la Justicia Penal el ahora gobernador de Guerrero, Rogelio Ortega, tuvo vínculos con las FARC.

Según datos obtenidos en 2008 de una computadora portátil del jefe guerrilleroRaúl Reyes, durante un ataque del ejército colombiano a un campamento de las FARC en territorio ecuatoriano, Ortega Martínez habría sido el enlace de la guerrilla colombiana en México desde 2002.

José Antonio Ortega Sánchez, presidente del Consejo, aseguró que el ahora gobernador de Guerrero pidió un préstamo al grupo guerrillero para financiar un secuestro, algo que el funcionario guerrerense ha negado categóricamente.

En ese mismo episodio de Ecuador, cuatro presuntos estudiantes de la UNAM murieron, ligándoseles con las actividades de las FARC en México.

Otra estudiante mexicana, Lucía Andrea Morett Álvarez, sobrevivió al ataque y negó vínculos con la guerrilla, aduciendo que sólo visitaban el campamento con fines culturales.