El Cardenal Franciso Robles Ortega declaró

Porque aún "no hay claridad" en torno al asesinato del cardenal Juan Jesús Posadas Ocampo, el arzobispo de Guadalajara, Francisco Robles Ortega, llamó al Gobierno federal a seguir con la investigación del caso y a no cerrarse en la versión de que el jerarca fue victimado por error, pues asegura que hay elementos para pensar que se trató de lo contrario.

"Sigue el Gobierno federal defendiendo la tesis de que todo fue una confusión, de que el cardenal Posadas fue víctima de una confusión, sin embargo, el grupo investigador de Jalisco dice tener elementos que pudieran llevar por otro camino la investigación y por lo tanto a otros resultados, si hay la voluntad, el Gobierno debería escuchar estos aportes, estas pruebas para aclarar este asunto".

Así lo declaró Robles Ortega a un día de conmemorar el vigésimo aniversario luctuoso de su predecesor Posadas Ocampo, asesinado la tarde de un 24 de mayo de 1993 en el Aeropuerto Internacional de Guadalajara "Miguel Hidalgo".

No obstante las dos décadas que han transcurrido desde entonces, el titular del Arzobispado de Guadalajara hace un llamado a no olvidar la obra espiritual del cardenal difunto, pero también exhorta a recordar que es un caso al que se le debe justicia.

"Tampoco debemos olvidar la necesidad de hacer justicia en este crimen que ha ofendido a la Iglesia, ha ofendido a la justicia y que seguimos nosotros a la espera de tener absoluta claridad. Es cierto, se han hecho esfuerzos, ha habido respuestas pero en el fondo no creemos que haya total y absoluta claridad", aunó.

El Arzobispo calificó a Posadas como "un hombre de Iglesia, un apóstol, un sucesor de los apóstoles, un auténtico evangelizador y al servicio de la unidad y de la caridad de Jalisco", a quien le ofrecerán una misa el día de mañana en la Catedral Metropolitana a las 18:00 horas.

Para saber

Según un cable que se filtró y dio a conocer en diciembre pasado, la Agencia Federal de Investigación de Estados Unidos (AFI) asegura que el asesinato del Cardenal Posadas Ocampo fue producto de una confusión, pues los sicarios que lo ultimaron iban por Joaquín "El Chapo" Guzmán, pero erraron.