Grupos de autodefensa nacen por falta de autoridad

Se tiene identificado que son cerca de 70 los grupos de autodefensa o de policía comunitaria que existen en algunos puntos del país, y que surgen a raíz de una falta de autoridad, pues en esos lugares se carece de una potestad que proteja a las comunidades de los delitos violentos entre los que se encuentran homicidios, secuestros, extorsiones, robos, lesiones y violación, así lo informó José Antonio Ortega Sánchez, presidente del Consejo Ciudadano para la Seguridad Pública y la Justicia Penal.

Los ciudadanos que han comenzado a organizarse para protegerse y proteger la integridad de sus familias, han comenzado a hacerlo porque las autoridades han sido incapaces de darle solución a las problemáticas que existen en materia de seguridad pública, “yo no justifico que esos grupos se encuentren armados y retengan personas o inclusive que las llegasen a linchar, eso no lo pueden hacer”, pues conforme a lo que establece la ley, estos grupos o policías comunitarias, si descubren que una persona está cometiendo un delito y existe flagrancia, pueden detenerla y ponerla a disposición de la autoridad, ya sea policiaca o ministerial, de forma inmediata, pero no ir más allá.

Uno de los riesgos que se corren con la proliferación de los grupos de autodefensa o de policía comunitaria según lo declara el cofundador de México Unido Contra la Delincuencia, es que algunos grupos pertenecientes al crimen organizado o grupos armados o guerrilleros, comiencen a proveer de armas o tengan algún tipo de manipulación sobre estos grupos de protección, con la única finalidad de que trabajen por cuenta de ellos, “ése es un riesgo, porque más adelante estas policías comunitarias, armadas sin control van a comenzar a extorsionar, a secuestrar o a asesinar a sus comunidades, mismas a las que comenzaron protegiendo, como es el caso colombiano con los grupos paramilitares.

“Ése es el riesgo que se corre, pero la solución no sólo es desarmarlos y detenerlos, tal y como sucedió en Michoacán, sino que la solución es que haya Estado, que haya autoridad en los lugares en los que han comenzado a surgir estos grupos”, por lo que asegura que en los sitios en los que se carece de autoridad, en los que los grupos del crimen organizado han tomado mayor terreno y fortaleza, principalmente porque le han quitado el monopolio de la violencia a las autoridades, así como el cobro de impuestos que se traduce en cuotas o tarifas, es muestra de que éstos son lugares que se están convirtiendo en Estado fallido.