La PGR revela montaje de PF

La PGR exhibió un montaje de la Policía Federal. La Procuraduría aseguró que en los acontecimientos registrados en Tres Marías, en los que dos empleados de la CIA y un elemento de la Marina fueron agredidos a balazos, los policías federales implicados simularon hechos para intentar evadir su responsabilidad.

Entre estos hechos, señala en un comunicado de prensa, se encuentra que, durante el ataque ocurrido el 24 de agosto, los agentes iban vestidos de civil y viajaban en autos particulares. Sin embargo, al ser presentados por la Policía Federal ante el Ministerio Público, estaban uniformados y a bordo de patrullas oficiales.

"Alentando así el ocultamiento de los vehículos que tenían y simulando una circunstancia que resultó ser falsa", indica la PGR.

Esta información contrasta con la versión oficial que el 2 de septiembre Luis Cárdenas Palomino, jefe de la División de Seguridad Regional de la PF, a la que pertenecen los 14 policías implicados, sostuvo en el sentido de que la corporación tenía plenamente acreditado lo que estaban haciendo sus elementos: la investigación de un secuestro.

José Antonio Ortega, presidente del Consejo Ciudadano para la Seguridad Pública y la Justicia Penal, señaló que la investigación de plagios dentro de la PF no la hace la División de Seguridad Regional, que tiene encomendada la vigilancia de las carreteras federales, sino un grupo especializado que no depende de esta área.

De acuerdo con el Manual de Uniformes y Divisas de la Policía Federal, los agentes de la División de Seguridad Regional están obligados a portar el uniforme y sus divisas en cualquier circunstancia, salvo que su mando les ordene lo contrario.

Eduardo Gallo, ex presidente de México Unido contra la Delincuencia, resaltó que una vez más la PF se ve inmiscuida en un asunto de simulación de hechos y manipulación de pruebas, como en los casos de Florence Cassez y el tiroteo entre agentes en el aeropuerto de la Ciudad de México.

"Asumiendo que lo que la PGR señala es lo correcto, entonces habrá que investigar quién trató de distorsionar los hechos al momento de presentarlos uniformados, con patrullas, como si estuvieran llevando a cabo sus funciones de seguridad pública", sostuvo.

Los 14 agentes detenidos ayer fueron ingresados a distintos penales federales, tras haber estado casi 80 días arraigados, bajo los cargos de homicidio calificado en grado de tentativa y daño en propiedad ajena.