MP ve sólidas acusaciones a Generales

La declaración de Édgar Valdez Villarreal, "La Barbie", y José Gerardo Álvarez Vázquez, "El Indio", quienes negaron el miércoles conocer a los Generales Tomás Ángeles, Ricardo Escorcia, Roberto Dawe y Rubén Pérez, no afecta el proceso que se le sigue a los militares , pues su responsabilidad está acreditada por otros medios de prueba, aseguraron ayer fuentes ministeriales.

Los dos presuntos narcos, quienes en su momento fueron los principales operadores de los Beltrán Leyva, indicaron las fuentes, son imputados junto con los Generales en la misma causa penal y la presunta responsabilidad de todos ellos deriva de diversos medios de prueba y la imputación de testigos colaboradores.

"Esas opiniones (de 'La Barbie' y 'El Indio'), ajenas a las actuaciones, no demeritan las pruebas presentadas por el Ministerio Público Federal ante el Juez que conoce del proceso y están contenidas en el expediente acusatorio, con base en el cual, el Juez de mérito analiza, resuelve y dictará sentencia", indicaron.

El miércoles que al rendir su declaración preparatoria, Valdez Villarreal y Álvarez Vázquez negaron ante el Juez Tercero de Distrito en Procesos Penales Federales de Toluca, Raúl Valerio Ramírez, conocer a los Generales, a quienes supuestamente, de acuerdo con el dicho de los testigos protegidos "Jennifer" y "Mateo", les daban dinero para recibir favores y protección.

Las fuentes ministeriales consultadas señalaron que las pruebas contra los militares y los presuntos narcotraficantes han sido valoradas positivamente por distintos jueces, pues en el caso de los primeros ya se les dictó auto de formal prisión y por lo que respecta a los segundos se libró la orden de aprehensión respectiva que fue la que motivó su comparecencia ante Valerio Ramírez.

"Los requisitos legales presentados por el Fiscal de la Federación, fueron calificados positivamente por el Poder Judicial de la Federación quien determinó sujetarlos a proceso penal", señalaron.

Los Generales están acusados de haber recibido dinero de los Beltrán Leyva presuntamente para darles protección o bien hacerles favores que beneficiaban sus operaciones delictivas.

Los militares fueron detenidos en mayo pasado y tras haber sido arraigados durante casi 80 días fueron enviados al penal de máxima seguridad del Altiplano, en el Estado de México, y el 6 de agosto les fue dictado el auto de formal prisión.

En el caso de Ángeles, Escorcia y Dawe el auto dictado fue por su presunta responsabilidad en delincuencia organizada, en tanto que a Pérez se le abrió proceso por delitos contra la salud.

Álvarez Vázquez y Valdez Villarreal están presos en ese mismo penal desde el 2010.