PGR justifica 'mala memoria' de narcotraficante

La PGR justificó la desmemoria de su testigo protegido Sergio Villarreal "El Grande", quien corrigió la fecha de un supuesto encuentro de narcotraficantes con el General Tomás Ángeles, con el argumento de que una persona olvida particularidades y no puede "grabar" todos los hechos.

En un testimonio que rindió ante la SIEDO el 23 de mayo, "El Grande" dijo que en julio de 2008 el divisionario se reunió con los capos Arturo Beltrán Leyva "El Barbas" y Juan José Esparragoza Moreno "El Azul".

Incluso dijo que citaron en Perisur al entonces subsecretario de la Defensa Nacional y que fueron por él al estacionamiento de un centro comercial.

Como la defensa del General acreditó que él estuvo en Alemania de junio a septiembre de aquel año y que para entonces ya no era subsecretario, la PGR volvió a interrogar el 17 de julio pasado a "El Grande" en una cárcel texana y manifestó que la reunión con el militar en realidad fue en julio de 2007.

En el pliego de consignación de la indagatoria PGR/SIEDO/UEIDCS/112/2010, la procuraduría defiende la veracidad de este testigo colaborador.

"Es evidente que en la memoria de una persona no pueden quedar grabados determinados hechos de manera íntegra, pues el paso del tiempo es suficiente para olvidar particularidades de los hechos vividos o presenciados", dice la PGR en el expediente.

Insiste en que haber modificado la fecha por un año de diferencia no puede "demeritar su relatoría de hechos" del testigo.