PGR corrige testimonio contra Ángeles

La PGR enmendó la acusación de un testigo protegido contra el General de División Tomás Ángeles Dauahare, sobre una presunta reunión con capos de la droga y de cobrar varios millones de dólares para brindarles protección desde el Ejército, acusó la defensa del militar.

De acuerdo con el abogado Ricardo Sánchez Reyes Retana, entre las actuaciones que leyeron al General el miércoles en la rejilla prácticas, está una declaración del 17 de julio de Sergio Villarreal Barragán, "El Grande", donde corrige la fecha de un supuesto encuentro entre el Divisionario y los capos Arturo Beltrán Leyva y Juan José Esparragoza, "El Azul".

En su testimonio, contenido en la indagatoria PGR/SIEDO/UEIDCS/112/2010, "El Grande" afirma que esa reunión ocurrió en julio de 2008 en el Pedregal de San Ángel; sin embargo, según el abogado, hace dos semanas declaró ante el Ministerio Público Federal que el encuentro se realizó un año antes, en julio de 2007.

La rectificación ocurre luego de que Ángeles Dauahare hiciera público su pasaporte, para acreditar que se encontraba en Alemania cuando "El Grande" asegura que lo vio con narcotraficantes en el Distrito Federal. Incluso, en esa fecha, el General ya no era subsecretario de la Defensa Nacional.

Actualmente, Villarreal Barragán se encuentra en Estados Unidos, tras ser extraditado el pasado 23 de mayo para ser procesado en una corte de Texas por asociación delictuosa, delitos contra la salud y lavado de dinero.

"La PGR viene a corregir una declaración dos meses después y no es una corrección proactiva sino reactiva a nuestros innumerables ofrecimientos de prueba; su corrección violenta el principio de inmediatez procesal, por no haber sido la primera declaración del testigo protegido", afirmó la defensa del militar.

"El Grande" declaró a la SIEDO que en julio de 2008 fueron por Ángeles al estacionamiento del centro comercial Perisur, para luego llevarlo a la entrevista con los capos en una casa del Pedregal.

Sin embargo, la defensa de Ángeles exhibió un pasaporte para acreditar que el General estuvo en Alemania del 23 de junio al 22 de septiembre de 2008, ya que una de sus hijas acababa de dar a luz a dos de sus nietos.

Además, señaló que cuando ocurrió el supuesto encuentro con los narcotraficantes, Ángeles ya tenía cuatro meses de haberse retirado del servicio activo y había dejado el cargo de subsecretario, lo cual ocurrió formalmente el 1 de marzo de 2008; y pidió a la PGR que solicitara a Perisur los videos, para corroborar si efectivamente es cierto el dicho del testigo colaborador.

El pasado 20 de julio, la PGR informó a un juzgado federal que ya no tenía nuevas imputaciones contra el General de División; sin embargo, según lo referido por su abogado, la SIEDO no le dio a conocer al militar esta última declaración de Villarreal, por lo que no tuvieron oportunidad de defenderse de la imputación corregida.