Me apartaron del relevo en la Sedena, Ángeles

El general de División Tomás Ángeles Dauahare consideró que las acusaciones por presuntos nexos con el narcotráfico, por las que la PGR lo mantiene arraigado, provienen de miembros de la cúpula del Ejército que lo ven como candidato a secretario de la Defensa Nacional el próximo sexenio.

En entrevista, el militar criticó que la Subprocuraduría de Investigación Especializada en Delincuencia Organizada (SIEDO) obtuviera de un juez la ampliación de su arraigo con base en una llamada anónima, en la que un supuesto sargento le imputa fomentar el narcomenudeo en el Colegio Militar cuando fue su director, en la década de los noventa.

Ángeles Dauahare consideró que generales de división que aspiran a suceder al actual titular de la Sedena, Guillermo Galván Galván, son quienes estarían detrás de las acusaciones por las que fue detenido el 15 de mayo.

"Yo no creo que sea el secretario, (sino) un poquito más abajo, por una ambición, un afán, no sé, (porque) en su sueños ven que yo voy a hacerles competencia, que voy a ser un competidor para un cargo, el máximo al que ellos aspiran, pero no sé, mi amigo, a qué se deba la paranoia", sostuvo en la entrevista.

Tras su detención, Ángeles Dauahare fue arraigado el 17 de mayo, al igual que el general brigadier Roberto Dawe González, por supuestos vínculos con la organización de los Beltrán Leyva.

Para sujetarlo a la medida cautelar, la SIEDO utilizó imputaciones de dos testigos colaboradores que señalan que recibió dinero de traficantes de droga.

No obstante, para ampliar su arraigo, el 22 de junio la SIEDO se basó en una llamada en la que se lo acusa de permitir la venta de droga en el Colegio Militar, lo que el general calificó de "ofensa" al Ejército, porque sugiere que entonces sus miembros son consumidores.

"Es suficiente que estés en la mira de alguien que tiene un ápice de poder para que te destruyan, pero, mi amigo, ofende y enoja que hayan involucrado en esta farsa a un plantel glorioso, quieras o no, el Colegio Militar, porque mira, el comunicador anónimo dice que ya hay narcomenudeo en el Colegio, (que) a mi arribo como director se fomentó ese fenómeno", expresó.

El general aseveró que mientras encabezó ese plantel militar nunca tuvo indicios de que se vendiera o consumiera droga.

"Pusimos atención y no existió nada, ni un indicio, nada de eso. Pero si el Colegio es la escuela de formación de los oficiales, de los jefes, de los generales, ¿de qué estamos hablando? Luego entonces, somos un Ejército de viciosos, cosa que es inadmisible por dolosa y falsa", manifestó.

La acusación no precisa el nombre o cargo de algún miembro del Colegio Militar que interviniera en el narcomenudeo, señaló.

A menos de un mes de que venza el arraigo en su contra, el 3 de agosto, Ángeles Dauahare aseguró que su patrimonio es lícito. Precisó que su cuenta bancaria tiene 5 millones de pesos que, junto con su esposa, ha ahorrado durante años.

"El mayor ingreso de esta cuenta procede de un seguro de separación individualizado que por 2 millones y fracción me dio el ISSFAM (Instituto de Seguridad Social de las Fuerzas Armadas) por cuatro años y medio que estuve ahí, yo lo dirigí, de ahí viene el aporte mayor", detalló.