Debe castigarse a las dos partes involucradas en caso Ayotzinapa

La sociedad no quiere ver más esta forma de solucionar los problemas.

Es necesaria una investigación profunda con la finalidad de que se sancione a los responsables de la muerte de los jóvenes normalistas de Ayotzinapa Guerrero, pero también, las autoridades no deben tolerar las acciones violentas de algunas personas o jóvenes estudiantes, ya que las consecuencias son fatales y no queremos ver más esta forma de resolver los asuntos, señaló el abogado José Antonio Ortega Sánchez, analista y especialista en temas de seguridad pública nacional.

Es una realidad que las personas de Ayotzinapa, por décadas han venido cometiendo ilícitos, aprovechándose de la impunidad, “al parecer la autoridad se ha mantenido omisa ante los delitos que se cometen en esta localidad”, de modo que si las problemáticas se hubieran atendido a su debido tiempo, respetando los derechos humanos y con un estricto apego a la ley, no se hubiera llegado a este trágico desenlace.

Las acciones violentas de cualquier autoridad, en la que se violan derechos humanos deben ser castigadas de forma severa, así como hacer los señalamientos necesarios, “debemos considerar que el cerrar una carretera, el incendiar una gasolinería y provocar la muerte de un empleado de esta negociación, son delitos que deben ser castigados”, reiterando que para las dos partes debe haber una sanción de forma necesaria y obligatoria.

Las formas de ejercer presión hacia las autoridades, en la búsqueda de que se de solución a algunas peticiones no debe ser mediante la violencia, “prender (fuego) a una gasolinería, robarse los extinguidores y causarle la muerte a una persona y que no pase nada, es simplemente alentar que otros grupos sociales canalicen sus peticiones mediante la violación de la ley y la comisión de delitos”, de modo que esta situación debe detenerse de inmediato, ya que en nada abona a la paz social que tanto requiere el país, dados los altos niveles de violencia que se viven actualmente.