Buscar seguridad y justicia fuera

La reunión del 3 de marzo de los presidentes Felipe Calderón y Barack Obama parecía que iba a ser muy similar a las antes sostenidas por los mandatarios, pero no fue así.

Mientras los dos presidentes se reunían en la Casa Blanca, afuera ocurría un hecho inusitado: se manifestaban con pancartas Eduardo García Valseca y su esposa Jayne Rager para exigir justicia al gobierno mexicano por el secuestro que sufrieron hace casi cuatro años en México.

El 13 de junio de 2007, en San Miguel de Allende, Guanajuato, Eduardo García Valseca y su esposa Jayne Marie Rager fueron secuestrados por un comando perteneciente a un grupo terrorista. Eduardo estuvo más de 7 meses privado de su libertad y sometido a tortura y a los peores tratos imaginables.

Tras de su liberación Eduardo ratificó la denuncia por secuestro que hizo su esposa y esperó a que la Policía Federal investigara. Pero han pasado los años y la policía nada ha investigado. Mientras los terroristas que lo secuestraron siguen impunes y en libertad de seguir secuestrando personas inocentes, Eduardo y su familia debieron huir de México y refugiarse en Estados Unidos.

Y como ellos muchos mexicanos han debido abandonar el país para salvar sus vidas. Estados Unidos acaba de conceder el asilo a 23 de los 32 integrantes de la familia Reyes de Salazar de Ciudad Juárez, luego de que otros 6 familiares fueron asesinados, sin que ninguna autoridad mexicana lo impidiera. También debió buscar refugio en el país vecino la joven jefa de la policía del municipio de Praxedis G. Guerrero, Marisol Valles.

Varios jefes policíacos se han internado en Estados Unidos para solicitar asilo. Alejandro Martí, padre del joven Fernando secuestrado y asesinado en 2008 vive la mayor parte del tiempo en la Unión Americana.

Muchas otras víctimas directas o indirectas de secuestro se han mudado al vecino país del norte.

Y muchas otras personas que aún no han sufrido directamente la inseguridad y que viven en ciudades fronterizas, han cambiado su residencia y sus negocios a ciudades gemelas estadounidenses.