El crimen organizado incendia Jalisco

Tras un fallido operativo federal para capturar a líderes criminales, el Cártel Jalisco Nueva Generación sembró el caos en 25 municipios del Estado, donde robó e incendió vehículos particulares para armar 39 narcobloqueos, desató enfrentamientos y hasta atacó un helicóptero del Ejército.

El saldo fue de por lo menos siete muertos -cuatro elementos de seguridad y tres presuntos delincuentes- y tres militares desaparecidos.

El Gobernador de Jalisco, el priista Aristóteles Sandoval, informó que hubo 5 gasolineras incendiadas, daños en 11 bancos, 26 rutas de transporte afectadas, 36 vehículos quemados y 2 comercios dañados. Además, reportó 19 detenidos y 19 lesionados.

Las represalias criminales, que fueron atribuidas al Cártel Jalisco Nueva Generación por el Fiscal General del Estado, Luis Carlos Nájera, comenzaron en la mañana, luego de que se intentó capturar a varios delincuentes, y se extendieron hasta alrededor de las 14:00 horas.

Al informar anoche sobre lo sucedido, Monte Alejandro Rubido, Comisionado Nacional de Seguridad, dijo que inició la Operación Jalisco y que, alrededor de las 7:00 horas, fuerzas federales realizaban un reconocimiento aéreo cuando ubicaron un convoy.

En éste se trasladaban integrantes de un grupo delictivo, al que no identificó.

"Al verse detectados por las fuerzas federales sobre la ruta Casimiro Castillo-Villa Purificación (a 200 kilómetros de Guadalajara), los criminales abrieron fuego en contra de la aeronave, en la que viajaban 18 elementos: 11 de ellos militares, dos policías federales y cinco miembros de la tripulación.

"Impactando en el rotor de cola de la misma, situación que obligó a que el helicóptero iniciara un descenso de emergencia", indicó el funcionario.

En el incidente, detalló, murieron 3 militares, hubo 12 lesionados y se reportó que 3 elementos no habían sido localizados.

Un mando de la Quinta Región Militar refirió que la aeronave sufrió daños graves.

"Dispararon con fusiles muy potentes. Penetraron hasta darle a la tropa", refirió.

Fuentes federales señalaron que, entre las prioridades de la Operación Jalisco, está la captura de Nemesio Oseguera, "El Mencho", líder de la organización delictiva, así como de otros líderes criminales.

El Gobierno de Estados Unidos les atribuye el envío de cocaína y metanfetamina y el control del narcotráfico en la región.