La SCT se resiste a cumplir el compromiso del Tren Suburbano

Como señalamos en este mismo lugar el 29 de octubre de 2013, el que no se haya completado el tramo del Tren Suburbano que iría de Cuautitlán a Huehuetoca, Estado de México, perjudica a los habitantes de este municipio y muchos aledaños, que a falta de ese servicio padecemos un transporte lento, caro, inseguro e incómodo.

Desde 2009 la empresa concesionaria solicitó la ampliación de la vía del Tren Suburbano hasta Huehuetoca, pero la Secretaría de Comunicaciones y Transportes no dio curso a la solicitud.

Bajo la administración del Presidente Enrique Peña, la solicitud tampoco ha sido atendida y prueba de ello es que el titular de la SCT, Lic. Gerardo Ruiz Esparza no incluyó en el proyecto del Presupuesto de Egresos de la Federación para 2014 la partida correspondiente.

Para subsanar esta omisión de la SCT y a solicitud de habitantes de Huehuetoca y otros municipios, el diputado federal Genaro Carreño Muro presentó ante la Comisión de Infraestructura de la Cámara de Diputados (de la cual es Secretario), una propuesta de ampliación del Presupuesto de Egresos de la Federación para 2014, a fin de que haya los fondos necesarios para comenzar la obra y así se complete el tramo faltante desde la estación Cuautitlán hasta Huehuetoca.

Para que la ampliación presupuestal sea aprobada por la Cámara de Diputados, es decisiva la opinión favorable del Secretario de Comunicaciones y Transportes, Lic. Gerardo Ruiz Esparza, razón por la cual le solicitamos su apoyo. Cabe recordar que cuando el ahora funcionario federal ocupaba similar cartera pero en la administración del entonces gobernador del Estado de México, Enrique Peña, fue uno de los principales promotores del Tren Suburbano.

Pero ante nuestra solicitud de apoyo a la ampliación presupuestal para que en 2014 se reanuden los trabajos que hagan posible el Tren Suburbano a Huehuetoca, la SCT en lugar de dar su respaldo respondió con evasivas y pretende posponer la obra hasta 2018 o de plano no realizarla.

Cabe recordar que con la promesa de que el tren suburbano llegaría hasta Huehuetoca y podría ser utilizado por habitantes de este municipio y los de Teoloyucan, Zumpango, Tequixquiac, Hueypoxtla, Coyotepec, Jaltenco y Melchor Ocampo, entre otros, las empresas constructoras edificaron más de 100 mil casas de interés social.

Miles de familias nos mudamos a estos municipios y compramos casas, pero la mayoría siguen desocupadas porque la promesa de que el Tren Suburbano llegaría, no se cumplió.

El ofrecimiento que en su momento hicieron Gerardo Ruiz Esparza y otros funcionarios, se ha demostrado hasta ahora como un gran engaño, que ha perjudicado a miles y miles de personas.

La excusa de la SCT es que la empresa que tiene la concesión del Tren Suburbano acaba de hacer la solicitud de ampliación, pero esto es falso. La solicitud existe desde 2009 y recientemente esa petición simplemente ha sido ratificada. Si de veras Gerardo Ruiz Esparza quiere resolver el problema del transporte que sufrimos los habitantes del norte del Valle de México, basta con que apoya la propuesta de ampliación presupuestaria.

El Secretario de Comunicaciones y Transportes del gobierno federal, Gerardo Ruiz Esparza todavía tiene la oportunidad de apoyar la ampliación presupuestaria para que el Tren Suburbano llegue a Huehuetoca lo antes posible. Si por el contrario se opone, estará demostrando que él es parte del gran engaño en perjuicio de miles de familias y que él es el principal causante de la persistencia de los graves problemas de transporte en el norte del Valle de México.

Nosotros no cesaremos de insistir hasta que se haga realidad lo que es nuestro legítimo derecho y lo lograremos con el señor Ruiz Esparza, sin él o pese a él.

Por lo pronto anunciamos que en breve y dependiendo de la conducta de la SCT en próximos días, procederemos a presentar una queja ante la Comisión Nacional de Derechos Humanos.

A t e n t a m e n t e

Habitantes de los municipios de Huehuetoca Teoloyucan, Zumpango, Tequixquiac, Hueypoxtla, Coyotepec, Jaltenco y Melchor Ocampo, Estado de México