Alfil de Aguirre es amigo de las FARC

El nuevo Secretario de Gobierno del Estado de Guerrero, Florentino Cruz Ramírez, ha sido señalado de mantener nexos con el grupo guerrillero Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC) y él mismo ha presumido lazos amistosos.

El nuevo brazo derecho del Gobernador y el ex Procurador de Justicia Alberto López Rosas son los dos personajes polémicos que incluyó el Mandatario Ángel Aguirre dentro de los nombramientos de 17 nuevos funcionarios para resolver la crisis que se generó en la entidad por el conflicto magisterial acrecentado, una ola de violencia y el surgimiento de autodefensas.

El Consejo Ciudadano para la Seguridad Pública y la Justicia Penal A. C. solicitó en 2009 a la Procuraduría General de la República investigar la relación que mantenía Cruz Ramírez, entonces rector de la Universidad Autónoma de Guerrero (UAG), con las FARC.

El presidente del Consejo, José Antonio Ortega Sánchez, reveló comunicaciones que la dirigencia del grupo guerrillero mantuvo en aquel tiempo en las que se mencionaba a Florentino Cruz como contacto para realizar actividades en favor de su causa.

El Consejo demandó incluso acciones judiciales contra el guerrerense.

"Solicitar y en su caso ejecutar arraigo en contra de Florentino Cruz Ramírez, a fin de determinar sus relaciones con las FARC y en su caso acusarlo penalmente por delincuencia organizada en su modalidad de terrorismo internacional", se lee en la segunda ampliación de la denuncia de hechos añadida a la causa penal PGR/SIEDO/UEITA/028/2008.

Aquella averiguación previa se centraba en el caso de la estudiante mexicana Lucía Morett, por quien Colombia pidió detención y extradición a través de la Interpol.

Oriundo de la región de Tierra Caliente, Cruz Ramírez se forjó en la Universidad Autónoma de Guerrero (UAG) y desde su época de estudiante se autodefinió de izquierda. Aunque se desempeñó dentro de la estructura del PRD, no se afilió al partido y actualmente milita en Movimiento Ciudadano.

En 1999 ganó la rectoría de la máxima casa de estudios de la entidad e impulsó cambios a las leyes de la institución. Pretendió reelegirse y llevó su causa a tribunales.

La Auditoría Superior de la Federación halló la falta de comprobación en el uso de 25 millones de pesos, detectados entre irregularidades financieras en su rectorado.

Fue secretario de Gobierno de Acapulco en 2007 y 2008 con el entonces Alcalde Félix Salgado Macedonio. Adornaban su oficina fotos con líderes de las FARC, como Luis Edgar Devia Silva, alias Raúl Reyes, las cuales presumía.

Sin embargo, negó que durante su cargo como rector apoyó a la guerrilla.

"Eso es una tontería (la relación FARC y UAG), totalmente", respondió en su momento a preguntas expresas, pero reconoció sostener dos encuentros con guerrilleros.

Durante la legislatura pasada, fue diputado local por Movimiento Ciudadano y formó parte de la comisión de Educación.

Ahora, Cruz Ramírez deberá negociar con movimientos armados, estudiantiles y sociales como los maestros y el Movimiento Popular Guerrerense.