Señor Mancera: derogue la Norma 29

Miguel Ángel Mancera ganó la Jefatura de Gobierno del Distrito Federal por una amplia mayoría, en las elecciones de julio de 2012 y en poco más de un mes tomará posesión del cargo. Quién hace 12 años no figuraba en política, ahora es mencionado como un probable aspirante a la Presidencia en 2018.

Mancera ganó la candidatura y el cargo principalmente por su contribución a la mejora de la seguridad pública en la capital del país. Según la más reciente encuesta de victimización del INEGI, el DF vuelve a ser la entidad con la mayor incidencia delictiva del país. Pero la encuesta presenta una serie de defectos e inconsistencias que comentaremos en su momento.

El hecho es que la situación en el DF en los últimos años dista de la vivida en Juárez, por ejemplo. Queda en esta materia mucho por hacer. Los secuestros están repuntando, al igual que el robo de vehículos y a casa habitación. Con todo, el de la seguridad no es el mayor problema de la ciudad, sino el desempleo y el pobre crecimiento económico.

Entre 1997 y 2010, el DF fue la segunda entidad federativa con el menor crecimiento del PIB, según datos del INEGI y -según la misma fuente- es la entidad con el índice de desempleo más alto en promedio de los años 2005 a 2011. Pero esta situación no es sorprendente pues según el estudio Doing Business del Banco Mundial, la ciudad de México, de un total de 32, es la tercera donde más difícil es hacer negocios en 2012 y era la peor en 2009.

Si el clima para la iniciativa privada dejaba mucho que desear en el DF, el clima empeoró con la aprobación de la Norma 29 a iniciativa de Marcelo Ebrard, la cual prohíbe la apertura de más tiendas de autoservicio cerca de los llamados “mercados populares” dizque que para protegerlos.

La norma es anti-constitucional pues viola la libertad de comercio y la libertad de los consumidores. Pero además, la Norma 29 tuvo como efecto inmediato que el año pasado las cadenas comerciales no invirtieran en el DF 540 millones de dólares que habían proyectado y no crearan 7 mil empleos que urgen a los capitalinos.

Por eso le decimos al señor Mancera: usted fue electo para mejorar la ciudad, no para servir a Marcelo Ebrard y a su agenda de lucha de clases ¡derogue la Norma 29!