Al PAN lo acaban sus alianzas contra natura

¿Cómo explicar la debacle electoral del Partido Acción Nacional? Para empezar los líderes panistas y su propia candidata yerran al culpar a sus adversarios de la derrota (las presuntas trampas del PRI), en lugar de buscar las causas en su propia conducta.

Es cierto que Josefina Vázquez Mota nunca contó con el apoyo de Felipe Calderón. Pero sin desdeñar la falta de apoyo de la figura política más poderosa del país, la causa principal del desastre electoral del PAN no es esa, sino el desdibujamiento de la identidad partidista.

A inicios de marzo de este año, según las encuestas, Josefina iba en segundo lugar de las intenciones de voto con un 29% de ellas y podría haber llegado hasta los 34 o 35 puntos porcentuales. En lugar de ello fue cayendo y los votos que perdía los fue ganando el aspirante izquierdista ¿Por qué? Porque a una franja del electorado se le ha hecho creer que lo peor que puede pasar al país no es que caiga en manos de la izquierda, sino el regreso del PRI.

El que a muchos electores optaran por no votar por el PAN porque no parecía tener posibilidades de derrotar al PRI, es resultado de que Acción Nacional ha sido incapaz de explicar que su opción es más que “anti” algo ¿Pero cómo podría el PAN distinguirse si en los últimos años (sobre todo en 2010) se impuso el pragmatismo de las alianzas contra natura con la izquierda? Y lo más paradójico es que Calderón impusiera esa política, cuando ¡él ha sido denigrado por los izquierdistas (“espurio”) durante los 6 últimos años!

Pero los dirigentes del PAN, en lugar de empezar a enmendarse, profundizan en su error. Mientras que hace exactamente 6 años el PRI no se prestó al juego antidemocrático de la izquierda, el PAN no está actuando con un sentido de responsabilidad equivalente.

Cuado el presidente nacional del PAN, Gustavo Madero dice que el triunfo de Enrique Peña será legal pero no legítimo y se suma a las acusaciones de “fraude” de la alianza izquierdista, el panista le hace el juego a AMLO. ¿Madero actúa así porque ya no aguanta la presión de Calderón para deslegitimar el proceso (y favorecer así a la izquierda)? En cualquier caso, el PAN está contribuyendo a provocar una crisis política peor que la de 2006 y a su propia ruina.