¿A quién busca engañar el gobierno de la CDMX?

A pesar de lo que diga Miguel Ángel Mancera o Patricia Mercado, el crimen organizado acecha a los habitantes de la Ciudad de México.

La PGR investiga al menos a 10 organizaciones con presencia en la capital y municipios conurbados del Edomex, según informes de inteligencia de la Marina y el Ejército.

Estas bandas están dedicadas al narcomenudeo, el secuestro y la extorsión, entre otras actividades criminales.

Pugnas entre células de estos grupos han dejado decenas de ejecutados principalmente en los municipios mexiquenses de Chalco, La Paz, Neza, Ecatepec, Tlalnepantla y Naucalpan, así como en las delegaciones Tláhuac, Gustavo A. Madero, Cuauhtémoc, Iztacalco, Iztapalapa, Tlalpan y Azcapotzalco.

De enero a julio de este año, más de 330 narcoejecuciones se registraron en la capital del País y municipios conurbados, de acuerdo con el Ejecutómetro de Grupo Reforma.

Según informes de inteligencia militar, en la zona operan grupos como La Familia Michoacana, La Empresa, La Nueva Empresa, Los Zetas, La Unión Tepito y los cárteles de Sinaloa, del Golfo, de Tlalpan (integrado por células que pertenecieron al Cártel de los Beltrán Leyva), del Sur y de Tláhuac.

Un informe de la organización civil Semáforo Delictivo alertó que en la CDMX, sólo en el primer semestre de 2017, se incrementaron los homicidios un 21 por ciento en comparación con el mismo periodo de 2016.

"Si queremos avanzar en la solución a toda esta violencia, es muy importante que primero se reconozcan los problemas", advirtió Santiago Roel, director de la organización.

"Necesitamos construir estrategias de paz y no de guerra, y una de ellas es empezar con la regulación de algunas drogas. Esto es lo único que podría quitarle poder económico al crimen organizado", añadió.