¿Por qué involucrar al Ejército?

El secretario de la Defensa Nacional, general Salvador Cienfuegos, habló de los 43 normalistas de Ayotzinapa desaparecidos en Iguala la noche del 26 de septiembre de 2014; rechazó que el Ejército esté involucrado.

Rechazó que el Ejército esté involucrado en la desaparición, que no podía saber que esa noche podía haber una masacre, que cuando preguntaron a la Policía Municipal de Iguala qué estaba pasando su secretario de Seguridad, Felipe Flores, todavía prófugo, le dijo que nada, que no había detenidos y que no había reporte de disparos por lo que no hubo acción ni omisión por parte del Ejército; que no hay razón para que ingresen a los cuarteles y que los soldados no van a declarar ante el grupo de expertos independientes de la Comisión Interamericana de los Derechos Humanos.

"Lo lamentamos mucho, es muy lamentable y lo sentimos como todos. Pero, querer involucrar al Ejército en esto porque a alguien se le ocurrió, creo que es algo muy grave", subrayó el general Salvador Cienfuegos.

Usted, ¿tiene claro que paso ese día en cuanto a la participación del 27 batallón de infantería, esa noche del 26 de septiembre?

"Sí, yo tengo totalmente claro que es lo que sucedió con nuestra gente. Ese día una fuerza de reacción que desde las 11 de la mañana aproximadamente estaba atendiendo un accidente en la carretera federal que va de iguala a puente de Ixtla, de una pipa que transportaba nitrato de amonio se volteó, obstruyó los dos carriles y nosotros nos fuimos, con nuestra gente, fue allá a atender este problema y regresó alrededor de las 10:30 de la noche. Ya había pasado mucho de lo que ahí se dice", dijo el general Cienfuegos.

Dijo que a lo largo de su administración ha documentado al menos 100 eventos en los que los normalistas tomaron autobuses, camiones con mercancía y colocaron puestos para pedir dinero a los conductores.

"En todas esas ocasiones supimos que salieron y qué estaban haciendo y, en ninguna intervenimos ¿por qué aquí debíamos haber intervenido?, primero, no teníamos gente, segundo no teníamos por qué haber intervenido. ¿Dónde estaba la Policía estatal?, la municipal estaba atendiendo el problema", destacó el general Cienfuegos.

"Hemos ido a declarar casi 50 soldados a la procuraduría general de la república. Algunos hasta 4 veces sin tener un sólo señalamiento", apuntó el general Cienfuegos Zepeda.

"Yo he estado en la posición de que no tienen por qué declarar los soldados (ante la CIDH). Primero porque no hay un señalamiento claro de algún involucramiento. Nosotros solamente respondemos a las autoridades ministeriales mexicanas."