Si el objetivo explícito de la estrategia del gobierno federal es abatir la violencia del crimen organizado y el resultado no es que la violencia tienda a bajar, sino a subir, entonces algo anda mal con esa estrategia.

Pero si encima nos prometen que la violencia seguirá subiendo y no empezará a bajar sino hasta dentro de siete años, entonces definitivamente hay algo muy erróneo en esa estrategia.

El gobierno da dos razones principales para justificar su estrategia fallida: que a otros países que enfrentaron un problema similar, particularmente Colombia, les llevó un tiempo prolongado hacer que la violencia empezara a ceder y que regenerar a las policías locales –cuya penetración por el crimen organizado es factor decisivo de la violencia- no puede lograrse en semanas o meses, sino en años.

Las dos son malas razones. Si Colombia tardó tanto tiempo para salir de la trampa de la violencia en la que cayó, se debe a que las estrategias seguidas por los gobernantes fueron erróneas. A unos gobernantes se les ocurrió intentar apaciguar a los grupos violentos con concesiones, en lugar de combatirlos de manera intransigente. A otros gobernantes se les ocurrió que había que tolerar a unos grupos violentos para que destruyeran o contuvieran a los otros.

Lo que César Gaviria hizo en forma parcial y Álvaro Uribe en forma total, fue concentrar toda su fuerza en desarticular la capacidad de violencia de los grupos criminales con la policía y el ejército que tenían, no con fuerzas del orden ideales. Sobre todo Uribe no toleró a ningún grupo violento (narcos, terroristas, paramilitares), porque supuestamente servía para liquidar a otro.

Decir, por ejemplo, que en Juárez no se puede hacer mucho para reducir la violencia, porque la policía local es corrupta, es ridículo. Se olvida que ahí las fuerzas federales controlan la seguridad pública.

Mientras la policía local se regenera ¿qué hacen las fuerzas federales?, ¿esperar y ver si una “ridícula minoría” vence a la otra?

En los lugares del país en donde peor es la violencia, las fuerzas federales han tenido tiempo suficiente para saber cuántos y quiénes son los autores de la matanza y donde se esconden ¿Qué esperan para detenerlos?

Redes Sociales

Otros Temas

Lo más leído