La Policía Federal utilizó el rescate de los periodistas secuestrados la semana pasada en Gómez Palacio, Durango, para lucirse mediáticamente y deja la incógnita de por qué no se hace lo mismo con los demás secuestrados, coincidieron especialistas y representantes de organizaciones civiles.

José Antonio Ortega, quien dirige el Consejo Ciudadano para la Seguridad Pública y la Justicia Penal, consideró que la Secretaría de Seguridad Pública (Ssp) actuó con ambición y con deseo de aparecer en los medios al presentar el sábado a los dos periodistas rescatados y con lo cual pretenderían deslindarse de la protección al Joaquín "El Chapo" Guzmán, de la cual se les ha acusado públicamente.

"No hay detenidos y todo aparece como un fotomontaje, un show donde la SSP no quiere quedarse atrás en la captura o investigaciones, en su participación en contra de la delincuencia y el crimen organizado, deja mucho que pensar que hayan sido rescatados sin que haya detenidos.

"Es un hecho muy grave el secuestro con una extorsión hacia los medios a los que pertenecen, porque el narco elige medios para chantajearlos y presionarlos a través del secuestro y puedan publicar lo que ellos quieren y los mensajes que ellos quieren mandar tanto al Gobierno como a la sociedad", comentó.

"La exhibición de las víctimas no es lo más conveniente primero por la etapa que acaban de pasar y porque los pone frente a todas las cámaras y los hace más vulnerables, pero además, lo que busca es anotarse una calificación positiva frente a la opinión pública y las víctimas de los delitos no puede ser una mercancía que sea utilizada por las instituciones", advirtió por su parte Carlos Mendoza, investigador del Instituto Ciudadano de Estudios Sobre la Inseguridad.

El también evaluador del Acuerdo para la Seguridad, la Justicia y la Legalidad, apuntó que el secuestro mostró que los grupos criminales tienen consigna en contra de los medios de comunicación que no se adaptan a lo que la delincuencia les impone.

Por su parte René Jiménez Ornelas, especialista en seguridad del Instituto de Investigaciones Sociales de la UNAM, advirtió que el rescate deja muchas preguntas en el aire, entre ellas el mensaje que la SSP quiere dar a la sociedad.

"Se aprovechó mediáticamente esta acción, pero lo interesante es preguntarnos qué pasa con los otros secuestrados, incluyendo al Jefe Diego, no hay la capacidad o qué es lo que nos está tratando de decir la Secretaría de Seguridad Publica Federal", comentó.

Redes Sociales

Otros Temas

Lo más leído