El presidente del Consejo Ciudadano para la Seguridad Pública y la Justicia, José Antonio Ortega Sánchez, quien fuera una figura clave en la organización de la marcha por la paz de 2004, aseguró que la situación en México sobre inseguridad se ha agravado y que al parecer el único que entendió la exigencia fue el Gobierno del Distrito Federal.

Recordó que hace diez años un millón de personas salieron a pedir rescatar a México ante una ola de secuestros y violencia, por el secuestro y asesinato de los hermanos Vicente y Sebastián Gutiérrez Moreno, que impactó a la sociedad mexicana.

Además del secuestro de la doctora Carmen Gutiérrez de Velasco, quien fue asesinada y ahogada en un charco de lodo y el caso de la joven trabajadora del IFAI, quien fue secuestrada en un taxi y tras ser violada tirada en un basurero y morir después.

En entrevista con Ciro Gómez Leyva, el activista refirió que ha dado seguimiento al tema de secuestro, lo cual ha plasmado en el libro "La gran incertidumbre sobre la magnitud del secuestro en México", en donde revela que en 2004 hubo 323 secuestros, pero la cifra va repuntando para llegar al 2013 con mil 702 plagios denunciados en las procuradurías y fiscalías.

"Esas cifras nos ponen a pensar que sigue siendo un problema muy grave, tenemos 44 años de sufrir el flagelo, éstos empezaron en 1970, la privación ilegal de la libertad con fines extorsivos", refirió.

También mencionó que en 2004 registró secuestros que conocieron las autoridades y fueron rescatados por el Ejército y la Marina, que sumaron 795 y aunque hay una pequeña baja el año siguiente a 653, la incidencia va incrementando hasta llegar al 2013 a tres mil 382 secuestros, en donde la autoridad tuvo conocimiento.

Sobre la cifra de secuestrados asesinados, el activista refirió que ha documentado algunos casos y refirió que en el 2004 a nivel nacional, 64 personas fueron asesinadas por secuestro y el año pasado se registraron 154 pero en 2012, 167.

Destacó que durante la administración de Felipe Calderón se asesinó a la mitad de todos los secuestrados hasta 2012, es decir, 750 en seis años.

Las víctimas asesinadas en el Distrito Federal fueron 25, en el 2004, 29, en el 2005 y el año pasado hubo cinco, en 2013, ocho y 2011, cinco, lo cual quiere decir que el gobierno del DF entendió el mensaje "que les quisimos dar ese día al manifestarnos en la calle".

Mencionó algunas otras cifras relacionadas con el robo con sus diferentes agravantes en donde se han logrado avances, pero sólo en el Distrito Federal, mientras que en otros estados la situación se has agravado.

En los últimos años 14 periodistas asesinados en diversas entidades, lo cual evidencia la grave situación que enfrentan los ciudadanos en entidades como Tamaulipas.

Dijo que ante ese agravamiento, el Presidente instruyó al Secretario de Gobernación para que elabore algo que frene la situación y es cuando da a conocer la Comisión Nacional Antisecuestro que encabeza Renato Sales Heredia y que a pesar de su capacidad, no tiene los recursos suficientes y pelea con algunos gobiernos que no entienden que lo más importante es la paz.

Consideró que sólo el DF entendió el mensaje de aquella marcha y que una de las preocupaciones de quienes han gobernado la capital en los últimos años (Andrés Manuel López Obrador, Marcelo Ebrard y Miguel Ángel Mancera) ha sido bajar la violencia.

Dijo que podrá no estar de acuerdo con otros temas en la Ciudad de México, pero desde su punto de vista estos gobiernos fueron los únicos que entendieron el mensaje de lo que significó la protesta de más de un millón de personas que salieron a la calle a pedir paz.

Redes Sociales

Otros Temas

Lo más leído