Colors: Blue Color

La obra colectiva “Seguridad ¡ahora!” se dedicó a las 319 víctimas de secuestro que fueron asesindas entre el año 1995 y enero de 2006.

Desde entonces ha habido nuevas víctimas y la investigación permanente nos ha permitido tener conocimiento de otras de años anteriores, de modo que a la fecha se han registrado 391 asesinatos de víctimas de secuestro.

Es probable que la cifra se vea incrementada en virtud de que ha ido surgiendo más información.

La entidad con el mayor número de víctimas es el Distrito Federal (88), seguida por el Estado de México (69), Guerrero (33), Baja California (33), Morelos (31), Michoacán (23) y Chiapas (16).

La tendencia ha sido hacia el aumento del número de asesinatos. La mayor cifra se alcanzó justamente en 2005 con 57, frente a 9 en 1995 y 42 en 2004. De los 384 asesinatos de víctimas de secuestro, 140 ocurrieron bajo el gobierno de Ernesto Zedillo y los 251 restantes en la actual administración (64% del total).

Con más plagios que Colombia y que Brasil, las naciones tradicionalmente más afectadas por este crimen, México ocupa ya – por desgracia - el primer lugar en incidencia de secuestro, al menos en cifras absolutas.

En el primer semestre de 2005 se registraron 172 secuestros en Colombia y 169 en Brasil, mientras que en el mismo periodo en México hubo 194. Esta cifra resulta de sumar a los 155 reportados por las procuradurías los 39 denuncias que recibió la Procuraduría General de la República y que investiga la Agencia Federal de Investigaciones.

La privación ilegal de la libertad ha adquirido proporciones masivas

Miles de casos por año entre secuestros de alto impacto, plagios exprés, “levantones” y raptos que derivan en violación y asesinatos

En 2005 uno de cada 7 secuestrados, asesinado

313 secuestrados asesinados desde hace 10 años; 199 bajo Fox

Tiende a generalizarse la mutilación de las víctimas y enviar a sus familiares videos con sesiones de tortura

La seguridad no es prioridad del gobierno para 2006...y nunca lo fue

  • El problema es tan grave como el feminicidio en Ciudad Juárez y requiere una respuesta de Estado.
  • El punto no es si los homicidas son capturados, sino que no ocurran ni los asesinatos ni los secuestros.
  • Los gobernantes don incapaces de aplicar las medidas más simples y urgentes contra los plagios.
  • A un año de linchamiento de tres agentes de la PFP y el asesinato de dos, ninguna autoridad está en la cárceI.
  • La impunidad es inaceptable y peor si se da por consideraciones políticas.

El 23 de mayo de 2004 en el Distrito Federal, fue privada de la libertad y asesinada Lizbeth Itzel Salinas Maciel, entonces servidora pública del Instituto Federal de Acceso a la Información Pública (IFAI).

Tanto el secuestro y asesinato de los hermanos Sebastián y Vicente Gutiérrez Moreno como el de Lizbeth, fueron los detonantes de la magna movilización ciudadana de hace un año.

Días después del asesinato de Lizbeth fue detenido Miguel Ángel Galindo Zea, su presunto victimario, conductor de un taxi que ella abordó en las cercanías de su oficina.

Redes Sociales

Otros Temas

Banner - Sidebar Right