El combate al secuestro se focalizará en las 10 entidades con mayor incidencia de ese delito.

La nueva Estrategia Nacional Antisecuestro presentada por el Secretario de Gobernación, Miguel Ángel Osorio, contempla mejorar la coordinación con las autoridades de los estados más afectados por los plagios.

Se trata de los estados de Durango, Michoacán, Tabasco, Oaxaca, Veracruz, Guerrero, Tamaulipas, Estado de México, Morelos y Zacatecas, los cuales concentran el 78 por ciento de los casos a nivel nacional.

La nueva política en la materia fue instruida en diciembre por el Presidente Enrique Peña Nieto, a la luz del aumento de ese delito el año pasado.

De acuerdo con cifras del Sistema Nacional de Seguridad Pública, en 2013 se denunciaron mil 695 plagios en el País, cifra 20 por ciento mayor a la de 2012, y la más alta de que se tenga registro.

El nuevo plan antiplagios es la cuarta estrategia en mismo número de sexenios. Las "cruzadas" se han lanzado en 1997, por Ernesto Zedillo; en 2004, por Vicente Fox; en 2008, por Felipe Calderón; y ahora por Peña Nieto.

En la lógica de "no echar culpas", la Federación estrechará la coordinación con las entidades y fortalecerá las Unidades Especializadas de Combate al Secuestro (UECS).

Como parte del nuevo programa contra secuestros, el Gobierno federal creará un área especializada para atender directamente este delito, cuyo titular tendría amplias facultades para coordinarse con autoridades federales y locales.

Su objetivo será reducir el número de plagios, liberar a las víctimas que se encuentren cautivas, así como detener a secuestradores y desmantelar a las bandas dedicadas a este ilícito.

Redes Sociales

Otros Temas

Lo más leído