La ley contra el secuestro aprobada recientemente, otorga a las autoridades estatales todos los instrumentos legales para castigar a los delincuentes , por lo que ahora es necesario aplicarla de manera adecuada en todo el país, eso dijo José Antonio Ortega Sánchez, Consejero Ciudadano de la Comisión de Derechos Humanos del Estado de México.

Aseguró que la sociedad también debe enfrentar el problema y antes de cometerse un secuestro, debe tomar  previsiones y  adoptar medidas para disminuir el riesgo, de manera que la población –por su parte- tiene que poner en práctica la cultura de la denuncia  para que la autoridad tenga conocimiento del asunto, de lo contrario, los criminales rebasarán a la ciudadanía, dijo.

Comentó que es momento de dar señales claras de que existe voluntad para frenar el crecimiento de este ilícito, de manera que todos, sociedad y autoridades deben establecer compromisos para frenar el crecimiento de este flagelo.

Ortega Sánchez indicó que debe haber resultados inmediatos, si no, la gente perderá la confianza en esta nueva ley, por eso es necesario dejar en claro que se va a combatir la corrupción y la impunidad de una manera contundente.

Agregó que José Antonio Ortega Sánchez, Consejero Ciudadano de la Comisión de Derechos Humanos del Estado de México y cuando lo hace, es responsabilidad de la autoridad mostrar un trato amable, caluroso, eficaz y eficiente a los familiares de los secuestrados, así como utilizar la tecnología disponible y a su alcance para ubicar a los secuestradores y recuperar a las víctimas con vida, finalizó.

Redes Sociales

Otros Temas