-  Mientras disminuye en unas entidades se dispara en otras

-  En Baja California aumentan los plagios ante la impotencia del gobierno: seis personas están privadas de su libertad

-  En los 10 últimos años han sido asesinadas 250 víctimas de secuestro, la mayor parte en este sexenio

-  En 2005 prosiguen los asesinatos: cinco hasta marzo

-  Cuando menos 122 secuestradores prófugos

-  Tres mil secuestradores vacacionan en penales de baja seguridad y se fugan cuando quieren

 

  1. Mientras los procuradores del país festinan que supuestamente el secuestro ya es casi cosa del pasado, la realidad les hace agua la fiesta, pues los plagios prosiguen y con creciente crueldad.

No negamos que en varias entidades federativas ha habido progresos, pero en otras el secuestro no cede o repunta.

El Estado de Baja California y la región de La Laguna son parte de los puntos del país en donde el secuestro está repuntando con más fuerza.

Actualmente en Baja California seis personas se encuentran privadas de su libertad mientras el gobierno estatal pretende negar la realidad y el crimen lo rebasa.

Un empresario al percibir indicios de que podría ser víctima de secuestro acudió ante el Presidente Municipal de Tijuana, quien ordenó que dos policías municipales lo custodiaran. Posteriormente un hijo del empresario fue secuestrado.

Al comunicarse con el empresario los secuestradores - con gran desfachatez - le dijeron que como vieron que dos policías lo protegían decidieron secuestrar a su hijo.

  1. No solamente prosiguen los plagios sino que los secuestradores son cada vez más crueles. Continúan mutilando y torturando a sus víctimas. Y prosiguen los asesinatos

En los primeros cuatro meses de 2005, cinco víctimas de secuestro habían sido asesinadas.

En los últimos 10 años han sido asesinadas 250 víctimas de secuestro, la mayor parte de las cuales en lo que va de la presente administración.

Esta es una masacre equivalente a la que ha tenido lugar contra las mujeres en Ciudad Juárez.

En junio de 2004 dimos a conocer una lista que reconocía 160 secuestrados en los últimos diez años. La lista siguió creciendo, tanto porque se produjeron más asesinatos como porque nos hemos allegado más información. La relación de víctimas podría estar incompleta y la cifra ser mayor.

  1. El secuestro no cede en gran medida porque muchos secuestradores, aunque identificados, no han sido detenidos.

Hemos confeccionado una lista de 122 secuestradores prófugos que las autoridades federales y estatales han sido incapaces de detener. Según la experiencia los secuestradores no se arredran por figurar en listas de prófugos y siguen cometiendo plagios hasta que son aprehendidos.

Una segunda causa de la persistencia de los secuestros es que los secuestradores detenidos se encuentran en penales de baja seguridad donde suelen darse la gran vida, con privilegios y consumo de drogas. Pero además gracias a la laxitud en esos penales, los secuestradores siguen dirigiendo operaciones criminales o se evaden.

Los penales de alta seguridad  también pueden ser una caricatura. Por ejemplo, en el penal de La Palma, Daniel Arizmendi se había convertido en guardaespaldas y matón de Osiel Cárdenas.

Si eso pasa en los penales de supuesta “alta” seguridad, se entenderá que no es ninguna exageración decir que los secuestradores vacasionan en los reclusorios.

Desde hace años y con especial énfasis desde junio de 2004 demandamos a los gobiernos que los más de 3 mil secuestradores presos fueran confinados en prisiones de alta seguridad y que en las mismas la disciplina fuera más rigurosa. Hasta el momento no se nos ha hecho caso. Resultado: más secuestradores se han seguido evadiendo.

Ahí esta la causa principal de que el secuestro no ceda: la falta de voluntad política de todos los gobiernos.

Basta de cuentas alegres, basta de simulación e indiferencia ante el clamor de la sociedad contra el secuestro y la inseguridad.

Queremos ver que los gobernantes pongan aunque sea la mitad del empeño que derrochan en sus intrigas palaciegas y en la lucha contra sus adversarios, en detener a todos los secuestradores prófugos y en confinar a los plagiarios presos en penales de alta seguridad.

Descarga presionando ¡AQUÍ!

Redes Sociales

Otros Temas

Lo más leído