En 2013 Oaxaca, capital del estado del mismo nombre, es el municipio que tuvo el índice de violencia más elevado con 106.63 puntos, conforme al estudio realizado -por segundo año consecutivo- por el Consejo Ciudadano para la Seguridad Pública y la Justicia Penal AC, respecto a los municipios de más de 100 mil habitantes (que a la fecha son 216 en el país).

Acapulco, Guerrero (80.35 puntos), que en 2012 tuvo el primer lugar, ahora pasa al segundo puesto nacional y Cuernavaca en 2013, al igual que el año anterior tuvo el tercer lugar nacional (65.30 puntos).

El que el municipio de Oaxaca sea el más violento del país no es una sorpresa. Ocupa el primer lugar en lesiones dolosas, con una tasa que es 10 veces más elevada que la nacional. Tiene además el segundo puesto nacional en robo con violencia, el sexto en extorsión y el undécimo en homicidio doloso.

Hay diversas razones por las cuales Oaxaca ha llegado a esta situación, pero la principal es el clima de desorden y agresión que desde hace varios años han impuesto en el estado y en particular en su capital los integrantes de la Sección 22 del Sindicato Nacional de Trabajadores de la Educación y sus aliados.

Este grupo que parece más una asociación delictuosa que una agrupación sindical, es un agente decisivo de la violencia por dos razones: Primera, porque sus integrantes son autores directos de muchos delitos (sean denunciados o no). Segunda, porque el ejemplo de su accionar violento y de su impunidad alienta un clima social favorable a la agresión y la transgresión de la ley.

A los integrantes de la sección 22 del SNTE no sólo se les toleran sus acciones violentas, sino que e incluso son premiadas por el gobierno estatal, con toda suerte de prebendas.

Pero esta explicación sobre los altos niveles de violencia en Oaxaca no puede explicar los de los otros municipios, que se encuentran entre los 20 peores. Pero hay algo que sí tienen en común Oaxaca y los demás municipios: la impunidad.

En efecto, en los 20 municipios que presentan el índice de violencia más elevado prevalece al mismo tiempo un muy alto nivel de impunidad, superior al promedio del país que de suyo es muy elevado, si se consideran los datos de 2012 (aún no se ha publicado la estadística judicial de 2013).

Mientras que la tasa de castigo del homicidio doloso en el país fue 15.91% (es decir se impuso sentencia condenatoria a los responsables de casi 16 de cada 100 homicidios), en estos municipios fue de 7.27% en promedio.

Mientras que la tasa de castigo de violación en el país fue de 19.26%, en estos municipios fue de 16.98% en promedio.

Mientras que la tasa de castigo de lesiones dolosas fue de 6.26% en el país, en estos municipios fue de 2.31% en promedio.

Mientras que la tasa de castigo del secuestro en el país supuestamente fue de 92.98%, en estos municipios fue de 39.78%, en promedio.

El estudio sobre la violencia en los municipios se indica también que:

  • Por segundo año consecutivo Acapulco, Guerrero es el municipio de 100 mil o más habitantes con la tasa más elevada de homicidios del país (112.81), la cual es casi 6 veces la nacional (19.05). El municipio de El Fuerte, Sinaloa con una tasa 77.61 asesinatos por cada 100 mil habitantes tiene el segundo lugar nacional y con 77.48 San Pedro, Coahuila ocupa el tercer puesto.
  • De los 20 municipios con las tasas más elevadas de homicidios, 4 corresponden al Estado de Guerrero, 3 al de Coahuila y 3 también al de Chihuahua.
  • Victoria, Tamaulipas es el municipio con la tasa de secuestros más elevada del país (23.28 por cada 100 mil habitantes), la cual es 15 veces superior a la nacional (1.46). Con una tasa de 21.79 plagios por cada 100 mil habitantes, el municipio de Tampico, Tamaulipas ocupa el segundo lugar nacional y con una de 15.88, Chilpancingo, Guerrero tiene el tercer lugar.
  • De los 20 municipios con las tasas más elevadas de secuestros, 4 corresponden a Morelos, 3 a Guerrero, 3 a Michoacán, 3 a Tabasco y 3 a Tamaulipas.
  • Solidaridad, Quintana Roo es el municipio con la tasa más elevada de violaciones (49.54 por cada 100 mil habitantes), la cual es cuatro veces la nacional (11.36).
  • De los 20 municipios con las tasas más elevadas de violación, 3 corresponden a Morelos y 3 a Chiapas.
  • Por segundo año consecutivo Oaxaca, Oaxaca es el municipio con la tasa más elevada de golpes y lesiones dolosas (1,239.48 por cada 100 mil habitantes), la cual es casi diez veces la nacional (130.21). La tasa de Oaxaca es 162.44 % superior a la del municipio de Zacatecas, Zacatecas (472.29), que ocupa el segundo lugar nacional y 169.19 % superior a la del municipio de Cuautitlán, México (460.45) que ocupa el tercer lugar nacional.
  • De los 20 municipios con las tasas más elevadas de golpes y lesiones dolosas, 11 corresponden al Estado de México.
  • El municipio de Cuernavaca, Morelos tiene la tasa más elevada de robos con violencia (994.91 por cada 100 mil habitantes), la cual es cinco veces la nacional (182.61). El municipio de Oaxaca, Oaxaca ocupa el segundo lugar nacional (906.74) y la delegación Cuauhtémoc del Distrito Federal, que en 2012 ocupó el primer lugar, ocupa el tercero (782.72).
  • De los 20 municipios con las tasas más elevadas de robos con violencia, 9 corresponden al Estado de México, 3 al Distrito Federal y 3 a Morelos.
  • Cuernavaca, Morelos es el municipio con la tasa más elevada de extorsión (66.97 por cada 100 mil habitantes), la cual es casi diez veces la nacional (6.94). Cuernavaca desplazó del primer lugar que ocupó el también municipio morelense de Cuautla en 2012. La tasa de Cuernavaca es 95.76% superior a la de Cuautla (34.21), que ocupa el segundo sitio nacional y 136.97% superior a la del municipio Los Cabos, Baja California Sur (28.26), que ocupa el tercer lugar nacional.
  • De los 20 municipios con las tasas más elevadas de extorsión, 6 corresponden al Estado de México, 2 a Guanajuato y 2 a Morelos.

La violencia en el país tienden a concentrarse en los municipios del Estado de México (en particular los del Valle de México conurbados con el Distrito Federal), Morelos, Guerrero, Tamaulipas, Michoacán y Tabasco. No puede descartarse que ahí donde no han aparecido grupos de autodefensa, pronto aparezcan ante la violencia, la impunidad, la complicidad de la policía con los delincuentes y la ineptitud de los gobernantes.

Violencia por Entidad Federativa

En esta ocasión el estudio también incluye un índice de violencia por entidad federativa. Al respecto la investigación indica que:

  • En 2013 a Guerrero corresponde el índice de violencia más elevado entre las 32 entidades federativas del país con 47.76 puntos. Morelos ocupa el segundo lugar con 43.99 puntos y Chihuahua el tercero, con 40.87 puntos. El puntaje de Guerrero es 106.11% superior al del promedio del país, el cual es de 23.17 puntos.
  • En 2013 Guerrero presentó la tasa más alta de homicidio doloso del país (69.57 asesinatos por cada 100 mil habitantes), la cual es 265.11% superior a la media nacional (19.05). Con 57.14 homicidios dolosos por cada 100 mil habitantes Chihuahua ocupa la segunda posición nacional y con 42.81 Sinaloa ocupa la tercera.
  • En 2013 Morelos presentó la tasa más alta de secuestro del país (8.24 plagios por cada 100 mil habitantes), la cual es 463.35% superior a la media nacional (1.46). Con 6.15 secuestros por cada 100 mil habitantes Tamaulipas ocupa la segunda posición nacional y con 6.04 Guerrero ocupa la tercera.
  • En 2013 Quintana Roo presentó la tasa más alta de violación del país (28.31 por cada 100 mil habitantes), la cual es 249.10% superior a la media nacional (11.36). Con 23.55 violaciones por cada 100 mil habitantes Morelos ocupa la segunda posición nacional y con 23.33 Chihuahua ocupa la tercera.
  • En 2013 el Estado de México presentó la tasa más alta de lesiones dolosas del país (251.64 por cada 100 mil habitantes), la cual es 93.25% superior a la media nacional (130.21). Con 212.90 lesiones dolosas por cada 100 mil habitantes Tabasco ocupa la segunda posición nacional y con 204.28 Yucatán ocupa la tercera.
  • En 2013 Morelos presentó la tasa más alta de robo con violencia del país (455.08 por cada 100 mil habitantes), la cual es 149.21% superior a la media nacional (182.61). Con 416.24 robos con violencia por cada 100 mil habitantes Tabasco ocupa la segunda posición nacional y con 368.82 el Estado de México ocupa la tercera.
  • En 2013 Morelos presentó la tasa más alta de extorsión del país (21.96 por cada 100 mil habitantes), la cual es 216.63% superior a la media nacional (6.94). Con 17.71 extorsiones por cada 100 mil habitantes Baja california Sur ocupa la segunda posición nacional y con 12.47 Quintana Roo ocupa la tercera.

Redes Sociales

Otros Temas

Lo más leído