¿Y las víctimas del delito ‘apá?

Desde 1993 se viene sucediendo reformas constitucionales y legales con el propósito explícito de reconocer los derechos de las víctimas en armonía con instrumentos como la Declaración de Naciones Unidas de 1985.

En la práctica el progreso es mínimo. Al agravio de incumplir la obligación de prevenir el delito, se suma el agravio de la impunidad.

Descarga presionando ¡AQUÍ!