Boletín de seguridad septiembre 2013

La Situación de Seguridad Nacional se refleja en los siguientes aspectos:

1. En la Encuesta Nacional de Seguridad Pública Urbana del pasado mes de septiembre 2013, publicada por INEGI- Instituto Nacional de Estadística y Geografía, el 68.0% de la población de 18 años y más, considera que vivir en su ciudad es inseguro.

El 64.5% manifestó que en los últimos 3 meses, por temor a sufrir algún delito, modificó sus hábitos respecto a llevar consigo objetos de valor (joyas), dinero o tarjetas de crédito; el 50% ya no camina en los alrededor de su vivienda después de las ocho de la noche; el 48.5% cambió sus rutinas relativas a visitar parientes, amigos, restaurantes.

Además el 40% de los encuestados considera que la seguridad no mejora en los próximos 12 meses, un 24% piensa que emporará y un 66.7% expresa que el desempeño de las policías estatales y municipales no ha sido poco o nada efectivo.

Esta información es representativa para el conjunto de 32 ciudades o zonas urbanas de alta densidad poblacional en las entidades federativas del país.

La sensación de inseguridad por temor (percepción) al delito y las expectativas que tiene la población respecto a la seguridad pública, se basan en la actualidad en diversos elementos, como la atestiguación de conductas delictivas y antisociales, que suceden en el entorno de la población.

2. A pesar que prácticamente en todo el país, principalmente en la capital, los temas centrales que ocuparon la atención de la gran mayoría de la población, como el conflicto magisterial en protesta contra la Reforma Educativa, la Reforma Fiscal, la Reforma Energética y la desaceleración económica, fueron finalmente desplazados por la insistente preocupación por la problemática de la inseguridad, debido a la violencia y los crímenes de alto impacto.

3. Por otro lado aumentan los reclamos al gobierno federal para combatir más eficazmente la corrupción y la impunidad, como principales causas de la violencia y la inseguridad, el debilitamiento del Estado de Derecho y la deficiente procuración de justicia.

La IP-Iniciativa Privada considera la inseguridad como el principal reto de México, que daña la imagen del país a nivel mundial y pone en peligro la disposición y el flujo de las Inversiones Extranjeras directas.

4. Otros aspectos que influyeron en la Situación Nacional de Seguridad Pública fueron el “conflicto magisterial”, principalmente en el Distrito Federal y su Zona Metropolitana, pero también en diferentes Estados del país, como Michoacán, Guerrero, Oaxaca, Estado de México, etc., y las catástrofes climatológicas desatadas por los huracanes “Ingrid” y “Manuel” en las costas del Golfo y Pacífico con sus estelas de devastación y muerte.

5. La publicación de un Reglamento para una nueva Ley General para Prevenir, Sancionar y Erradicar los Delitos en Materia de Trata de Personas, ofrece grandes esperanzas para miles y miles de niños y jóvenes y personas de cierta edad de ambos sexos.

Resumen de la situación de (in)seguridad pública y sus principales factores

Las preocupaciones del Secretario de Gobernación, Miguel Ángel Osorio Chong, referente al alarmante aumento de los secuestros en los últimos meses, llamaron mucho la atención. También se refirió a la difícil situación en los Estados de Michoacán y Guerrero, que a pesar de la contención de la delincuencia lograda por los esfuerzos del Gobierno Federal, aún registran altos niveles de inseguridad por el crimen organizado, como p.ej. en la región de la Tierra Caliente, en donde las pipas de PEMEX que surten las gasolineras, tienen que ser custodiadas por el Ejército.

Ante el incremento de secuestros y extorsiones, principalmente en los Estados de Morelos, de México, Tamaulipas, Guerreo, Michoacán y Veracruz, el Ejército y la Armada están trabajando en la formación de grupos especiales antisecuestro y antiextorsión para combatir estos crímenes a nivel nacional lo más pronto posible.

Dentro de la gravedad que supone el alarmante aumento de los secuestros reales, o sea los de larga y mediana duración, con rescates variados, así como los secuestros exprés, de corta duración (de horas o uno o dos días), ahora están de moda los “secuestros virtuales”, como nueva expresión de las extorsiones.

Como otras variantes de las extorsiones se han presentado el robo de sistemas de información de computación para extorsionar a empresas en Monterrey, amenazas a empresas inmobiliarias y constructoras de grandes obras en diferentes partes del país. En la Zona Metropolitana del D.F. y en el Estado de México, principalmente, las bandas y grupos de secuestradores y extorsionadores actúan ahora con más violencia.

En el Estado de Nuevo León se ha observado un incremento de ejecuciones, secuestros, extorsiones y asesinatos de comerciantes que se niegan a pagar “cuotas de derecho de piso”, así como los secuestros. Ante esta nueva ola de violencia, la Policía Federal envió un refuerzo de 450 elementos.

En un poblado en las inmediaciones de la Ciudad de Juárez ha sucedido una “masacre” con diez personas muertas que festejaban un torneo de beisbol local.
En Ecatepec (Estado de México) se reportaron en una semana la ejecución de nueve personas.

La Ciudad de México y su Zona Metropolitana han sido durante los últimos dos meses el epicentro del conflicto magisterial dirigido por la CNTE-Coordinadora Nacional de Trabajadores de Educación. Los “maestros”, en unión con otras organizaciones y grupos de anarquistas, atacaron con gran violencia las fuerzas de seguridad pública del D.F.

Para el Jefe del GDF este conflicto ha tenido un alto costo político por la falta demostrar su autoridad y aplicación de leyes para restablecer y mantener el orden público en defensa de los derechos de los ciudadanos.

Según el Diario El Universal un 75% de los ciudadanos desaprobó la actuación del Jefe del GDF.

El anuncio de una reducción del 18% de los delitos en su primer año de gobierno no llamaron la atención, toda vez que el Distrito Federal y su Zona Metropolitana, junto con el Estado de México, figuran entre los cinco estados más inseguros del país.

Comentarios

Las preocupaciones del Secretario de Gobernación por el alarmante aumento de los secuestros contrastan con las anteriores publicaciones del gobierno, dentro de la restricción de información mediático sobre el crimen organizado, de una presunta reducción del crimen y de la violencia.

La presunta designación del Ejército y la Armada de combatir directamente los secuestros y extorsiones en todo el país se debe en principio a la falta de capacidad y voluntad de los gobiernos estatales y municipales, pero también a la extendida colusión de las policías con los delincuentes y criminales, sin que se pueda excluir ciertos niveles federales.

La publicación de INEGI de los resultados de la Encuesta Nacional de Seguridad Urbana se pueden interpretar en principio como un indicio de la actual percepción pesimista de la sociedad mexicana referente a la seguridad pública después de los primeros diez meses de Gobierno del Presidente Enrique Peña Nieto.

Los anunciados “frente común contra la delincuencia” y “nueva estrategia” de combate e inteligencia contra el crimen, aún no han dado los resultados esperados.

Los conflictos magisteriales, que en los últimos dos meses han azotado a varios estados del país, principalmente el Distrito Federal y su Zona Metropolitana, no solamente han suscitado descontento y críticas en grandes partes de la sociedad, sino que junto con el aumento de los secuestros y las extorsiones, han tenido un alto costo político y social para los diferentes gobiernos estatales, del Distrito Federal, incluyendo el Gobierno Federal y el propio Presidente del país.

Además, según un reciente dato de INEGI, el costo de la inseguridad ha ido aumentando en términos generales en los últimos años hasta alcanzar en la actualidad (2012) la cifra de 1.34% del PIB.