Lo que el SESNSP debe hacer es dejar de entregar información falsa a organismos internacionales

Con fecha 27 de octubre de 2011 el Secretariado Ejecutivo del Sistema Nacional de Seguridad Pública (SESNSP) emitió el Boletín de prensa 65/2011, titulado “SE DESLINDA EL SESNSP DEL ‘RANKING’ DE CIUDADES VIOLENTAS DE MEXICO, ELABORADO POR UNA AGRUPACIÓN CIUDADANA” , el cual alude al estudio que dimos a conocer el 26 de octubre de 2011 mediante el comunicado “El 38% de las ciudades más violentas del mundo ya se sitúa en México”.

A través del citado boletín y mediante falacias el SE-SNSP pretende descalificar nuestro esfuerzo de comparación internacional de la violencia y denuncia sobre la divulgación de cifras falsificadas que practican diversas instituciones de gobierno en México, entre ellas el propio Secretariado Ejecutivo.

A continuación damos respuesta a las afirmaciones erróneas y falaces del Secretariado Ejecutivo del Sistema Nacional de Seguridad Pública.

1. Afirma el boletín del SESNSP:

“El Centro Nacional de Información, del SESNSP, tiene la atribución legal de recopilar de las Procuradurías o Fiscalías Generales de Justicia de las entidades federativas, la información sobre incidencia delictiva a nivel municipal, misma que, por primera vez, fue dada a conocer el 12 de octubre pasado, pero aclara que la misma no permite realizar una proyección como la que plantea en su ‘pronóstico’ el Presidente de la agrupación de referencia, José Antonio Ortega Sánchez.”
El que el Centro Nacional de Información, del SESNSP tenga la atribución de recopilar información no le hace ni propietario de la misma, ni la autoriza -por ese sólo hecho- a descalificar el análisis que de ella se haga.

Es de destacar que el SESNSP no dé ninguna razón científica por la cual no sea válido realizar proyecciones de la información sobre incidencia delictiva municipal. Y no las da por la sencilla razón de que no existen.

Desde la invención de la estadística y desde la creación del análisis estadístico criminal, ha sido práctica frecuente y aceptada por los especialistas la realización de proyecciones.

No necesitamos el permiso del SESNSP para hacer el análisis que queramos con la información que este organismo o cualquier otro difunda.

2. Dice el boletín del SESNSP:

“Es pertinente destacar que la incidencia delictiva publicada hace dos semanas en la página del SESNSP www.secretariadoejecutivo.gob.mx, es a nivel de municipios y no de ciudades.”

La aclaración no viene al caso porque en el boletín, como en anteriores documentos con resultados del análisis comparativo internacional, hemos señalado cuando los datos son de nivel municipal y la manera de calcular la incidencia por ciudad, ya sea que: un solo municipio corresponda a una ciudad o, una conste de varios municipios.

El que la información se presente por municipios no impide calcular la incidencia por ciudades, a menos que se sostenga el absurdo de la incidencia delictiva municipal no tiene lugar…en ninguna ciudad.

Pero no se crea que el SESNSP tiene el mismo escrúpulo que nosotros tenemos en no equiparar ciudades  con municipios o con otras jurisdicciones. En la página de Internet de la Oficina de Naciones Unidas contra la Droga y el Delito (UNODC, por sus siglas en inglés), se presenta la estadística de incidencia de homicidio doloso de las ciudades más pobladas del mundo (una – la más poblada – de cada país). Según esta fuente en 2008  hubo 713 homicidios dolosos o intencionales en 2008 y 747 en 2009 (no hay datos de 2010) en la “ciudad de México”. Pero los datos que el SESNSP reportó como de la “ciudad de México” en realidad corresponden a una parte de ella, al Distrito Federal. Es decir: o el SESNSP no sabe que la ciudad de México es más que el DF o no le importa.

3. Sostiene el boletín del SESNSP:

“La única fuente oficial de incidencia delictiva por ciudades a nivel internacional es la Oficina de Naciones Unidas contra la Droga y el Delito (UNODC, por sus siglas en inglés), la cual al momento no ha hecho públicas cifras relativas a 2011.”

La afirmación es completamente falsa pues pretende negar la existencia de miles de fuentes oficiales sobre incidencia criminal que existen en el mundo y cuyos datos es perfectamente válido comparar, siempre y cuando haya definiciones uniformes de los tipos penales (y las existen cuando menos respecto a homicidio doloso). En la mayoría de las ciudades del mundo las policías llevan un registro de los delitos ocurridos, que tiene el carácter de oficial.

Precisamente las fuentes últimas de los datos de la UNODC son esas agencias policiales locales y/o metropolitanas. Pero lo que el SESNSP no dice es que la estadística de incidencia delictiva de las ciudades de la UNODC es sumamente limitada, tanto por su diseño como por la pobre respuesta de los Estados miembros a los requerimientos de información.

La estadística se limita a los datos de la ciudad más poblada de cada país, como se aclara en el título y en la metodología. Asimismo la información se reduce a las ciudades de 83 países en 2008, de 62 países en 2009 y de 14 en 2010 (México ni siquiera figura ese año).

Es un completo despropósito del SESNSP pretender reducir a esta pobre información la comparación internacional de la incidencia delictiva en general y de homicidio en particular, cuando hay un mar de información OFICIAL disponible y susceptible de análisis comparativo.

4. Finaliza así el boletín del SESNSP:

“El SESNSP refrenda el respeto por el trabajo de todas las organizaciones ciudadanas del país, con muchas de las cuales trabaja de manera coordinada y permanente con el objetivo de mejorar los niveles de seguridad ciudadana; sin embargo, hace un llamado a actuar con responsabilidad a fin de no generar percepciones de violencia que pudieran ser equivocadas y afectar el desarrollo y las economías de las diversas ciudades de México.”

Rechazamos el exhorto del SESNSP porque carece de toda atribución para pretender dictar lo que debemos pensar o expresar los particulares, porque falsea por completo las razones por las cuales diversas ciudades del país están viendo afectadas sus economías con relación a la violencia y porque el SESNSP carece de la menor autoridad moral para exhortar a nadie, cuando es parte de la falsificación de cifras sobre incidencia criminal y ha proporcionado datos falsos a organismos internacionales, como Naciones Unidas, con los cual se simula que la violencia en México es inferior a la real.

En efecto, la verdadera razón por la cual el SESNSP pretende (hasta ahora) descalificar nuestra labor de evaluación y comparación internacional de incidencia criminal, es porque denunciamos que a la Oficina de Naciones Unidas contra la Droga y el Delito le fueron entregados datos falsos sobre homicidio doloso en México respecto a 2010. Antes de eso habíamos publicado diversos estudios en los que empleamos datos del SESNSP, sin que el manejo que hacíamos de los mismos le molestara al Secretariado Ejecutivo.

El 12 de octubre de 2011, en conferencia de prensa, presentamos el boletín titulado “Los datos de Naciones Unidas sobre homicidios en México son falsos”, en los cuales expusimos que el gobierno de México le reportó a la Oficina de Naciones Unidas contra la Droga y el Delito una cifra de 20,585 homicidios dolosos ocurridos en 2010 cuando que la cifra real, según otros datos oficiales era de cuando menos 28,527.

Entonces no sabíamos exactamente que dependencia gubernamental había sido la directamente responsable de entregar los datos “rasurados”, pero en la respuesta a la carta que enviamos a la representación en México de la Oficina de Naciones Unidas contra la Droga y el Delito, se nos refirió que esa dependencia no era otra que el SESNSP.

La cifra total que el SESNSP reportó no era la verdadera en virtud de diversas acciones de “rasurado” que el propio SESNSP dejó pasar , entre ellas:

  1. El SESNSP dio por buena la cifra del gobierno de Baja California de 883 homicidios dolosos en 2010, cuando que el INEGI contó 1,539 y eso que sus cifras son aun preliminares.
  2. El SESNSP dio por buena la cifra de 3,806 homicidios dolosos reportada por el gobierno de Chihuahua, a pesar de que en otros documentos el mismo gobierno chihuahuense reconoció desde enero de 2011 una cifra considerablemente superior: 7,209.
  3. El SESNSP dio por buena la cifra de 719 homicidios dolosos reportada por el gobierno de Tamaulipas, cuando que según la Base de Datos de Fallecimientos Ocurridos por Presunta Rivalidad Delincuencial (la cual por cierto se puede consultar en la misma página del SESNSP), hubo 1,209 de estos asesinatos que no son sino parte del total de homicidios dolosos.
  4. El mismo Secretario Ejecutivo Juan Manuel Alcántara Soria, en su comparecencia ante senadores, celebrada el 13 de octubre de 2011, sostuvo que gobiernos de los estados falseaban cifras, lo cual no le impidió reportar esas mismas cifras -cuando menos dudosas- a la Oficina de Naciones Unidas contra la Droga y el Delito como si fueran confiables.

El que Juárez enfrente la mayor crisis económica de su historia en tiempos de paz, no es culpa de que divulguemos un estudio que la situó como la ciudad con la mayor incidencia de homicidios dolosos en el mundo en 2010, con una tasa de 297 por cada 100 mil habitantes (que muy pocas urbes en el orbe han alcanzado). El que Juárez se encuentre así es resultado de que el año pasado sufrió casi 4 mil asesinatos, más de 100 secuestros y decenas de miles de personas están sometidas a extorsión permanente por parte de los grupos criminales.

El desastre de la seguridad pública en Juárez, como el desastre en otros puntos del país, no es culpa de quienes lo denunciamos y acusamos con evidencia inconvertible a los gobernantes de maquilar cifras para ocultar la realidad. Es culpa de los gobernantes, de los responsables de las instituciones del sistema de justicia penal, incluyendo el propio Secretariado Ejecutivo del Sistema Nacional de Seguridad Pública.

En lugar de tratar de descalificarnos o acallarnos, lo que el SESNSP debe hacer es –para empezar- dejar de entregar información falsa a organismos internacionales.

Nosotros continuaremos con nuestra labor de análisis riguroso y denuncia de la falsificación de datos y la incompetencia gubernamental, sin que importe a quien moleste, incluyendo al Secretario Ejecutivo, Juan Manuel Alcántara Soria, pues como él mismo dijo “el número de delitos no se resolverá ocultando la realidad”.

Nota: Se tuvo conocimiento de la existencia del boletín del SESNSP el día 31 de de octubre de 2011.